martes, julio 6

Emotivo día en torno al apellido Briales

Para más de 300 personas que comparten el apellido Briales el 26 de junio fue un día especial. Un día para el reencuentro con viejos parientes y de presentación de otros muchos, perdidos en las extensas ramificaciones de todo árbol genealógico, que parte del torremolinense Sebastián Briales Peral, "un industrial de Torremolinos, casado con Mariana Domínguez", relata Sebastián Rivas Briales, uno de sus descendientes, que resume la cita de hoy como el momento de "contar muchas cosas, conocer a algunos familiares y reconocer a otros muchos".

Toda la familia estaba muy ilusionada con esa reunion, pero "como siempre hay muchas bodas" -asegura Rivas-, la fecha ha sido lo más complicado de concretar. Así que crearon un comité organizador y empezaron con los preparativos, estableciendo una red familiar de contactos para que todos estuvieran informados sobre el encuentro y las posibles fechas. "Inmaculada ha estado muy implicada", explica Rivas sobre Inmaculada Briales Navarrete, una de las parientes que más se ha volcado con la cita que  por fin reúne a cuatro o cinco generaciones de Briales en un acto único.

La celebración de tan emotivo evento comenzo en la mañana en la céntrica iglesia de Los Mártires, en la que a las 13:00 hubo una misa a cargo del padre Tejera. Tras su cita con la Iglesia almorzaron todos juntos en un restaurante de capital y después, los más jóvenes y los que se encuentren con fuerza continuaron con la fiesta en ese mismo local. "Los niños jugarán, los jóvenes bailarán y los más mayores pues charlaron", bromea Sebastián Rivas Briales, sobre un encuentro que reunio a familiares de menos de un año de edad con otros que ya han vivido más de nueve décadas. Aún así, otros muchos no acudieron, ya que algunos parientes están enfermos y otros familiares demasiado mayores para una cita de estas dimensiones.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Publicar un comentario