miércoles, abril 16

250 Zavaletas de Argentina y México celebran en la provincia de Buenos Aires su 5º Encuentro familiar

La reunión, que ha tomado con el tiempo el nombre de ‘Zavaleteada’ fue organizada y convocada por la familia Zavaleta de la localidad de Ramallo y reunió a dos centenares y medio de descendientes de los hermanos Bartolomé, Agustín, Josefa, Antonio y José María de Zavaleta, oriundos de Soraluze, Gipuzkoa, y llegados al país hacia la segunda mitad del siglo XIX. Durante toda una jornada predominaron los recuerdos, los cantos vascos y la buena comida, y se recordó especialmente a aquellos integrantes de la familia que ya no están.
 El tiempo pasa y aquello que está unido a los orígenes y a los antepasados también se actualiza. Así, la convocatoria para esta 5ª Zavaleteada se realizó en gran medida a través de las redes sociales y sin duda fue este hecho, y el alcance que tienen las nuevas tecnologías, lo que permitió que el número de asistentes aumentara considerablemente en relación a los ‘apenas’ doscientos que participaron en el encuentro anterior, realizado en 2007.
En esta oportunidad fueron unas doscientas cincuenta personas, entre adultos y niños, los que llegaron hasta la casa familiar de los Zavaleta de Ramallo, sede de la reunión. Para algunos fue más sencillo viajar, ya que residen en localidades cercanas, también en la provincia de Buenos Aires, como es el caso de la parte de la familia que reside en Acasssuso, Arrecifes, Buenos Aires, Colón y Florida; otros, en cambio, tuvieron un trayecto un poco más largo, ya que se movilizaron desde la provincia de Neuquén; y están los que para llegar a la Zavaleteada lo hicieron desde lejos en avión; nos referimos concretamente a la familia de Mariano Zavaleta que, como en años anteriores, viajó desde México DF y también desde la ciudad mexicana de Morelia para no perderse el festejo.

Y así como están quienes nunca han faltado a la cita, están también los que llegan por primera vez, motivados por conocer un poco más de la historia y sobre todo por fortalecer los lazos familiares. En este 2014 se unieron a la Zavaleteada los descendientes de Josefa de Zavaleta, única mujer entre los hermanos que llegaron a Argentina a fines del S. XIX. Recordemos que Bartolomé, Agustín, Josefa, Antonio y José María de Zavaleta nacieron en Soraluze, en el baserri Txurruka, convertido hoy día en un jatetxe o restaurante. Al llegar al país, se instalaron en distintas localidades de la zona y se dedicaron especialmente a tareas relacionadas con la actividad agrícola-ganadera.

Durante la fiesta, concebida como un homenaje hacia aquellos que dejaron su Euskal Herria natal pero supieron transmitir el amor por su tierra a sus descendientes, se cantó el Gernikako Arbola, se organizó un concurso de bota, y hubo bailes. También se expusieron fotos de caseríos, de la ciudad de Soraluze, y parte del árbol genealógico.
Según describe Teresa de Zavaleta, integrante de la familia y referente de la difusión de la lengua y cultura vasca en el país, “fuimos alrededor de 250, ¡y no estábamos todos! Almorzamos muy rico, cantamos, bailamos, escuchamos a los cantantes de la familia, bebimos de la bota, charlamos, recordamos a quienes ya no están, festejamos las nuevas vidas y nos reconocimos una y otra vez. Un gran homenaje a quienes hicieron la gran aventura de venir. ¡Eskerrik asko , muchas gracias a la rama de Ramallo!”, concluye.

domingo, abril 13

La Generalitat inicia una campaña de digitalización de fotos particulares para la memoria colectiva

 La Conselleria de Cultura de la Generalitat ha iniciado una campaña para digitalizar miles de fotografías y documentos familiares de los catalanes para recuperar la memoria colectiva, ha anunciado este viernes el departamento que lidera Ferran Mascarell en un comunicado.
   Bajo el nombre 'Fem memòria', la Conselleria ha dedicado la primera tanda de la campaña a los oficios antiguos, aunque la iniciativa pretende recoger material sobre muchos aspectos del bagaje y las vivencias particulares.
Ferran Mascarell   Durante unos días a la semana, todo el mundo que quiera, podrá llevar documentos y explicar la historia familiar que hay detrás a través de más de 80 bibliotecas y archivos municipales, la Biblioteca de Catalunya y la Xarxa d'Arxius Comarcals, que también colaboran en la iniciativa.
   Se trata de una iniciativa de participación ciudadana que quiere recoger, conservar y dar a conocer una muestra suficientemente representativa de las historias familiares de Catalunya.
   El proyecto quiere recuperar la memoria familiar que configura el conjunto de fotografías, cartas o documentos que se encuentran en casas particulares y que forman parte de su historia privada.
 BARCELONA, 4 Abr. (EUROPA PRESS) -

jueves, abril 10

Una campaña pide fotos y documentos para recuperar la memoria familiar.

 Bibliotecas, archivos y universidades catalanas participarán en una nueva iniciativa del Departamento de Cultura para digitalizar fotografías antiguas y documentos que permitan recuperar la memoria histórica familiar.

La primera de estas campañas, "Hagamos memoria de los oficios antiguos", pone el foco en los oficios antiguos, oficios ya desaparecidos como pueden ser los serenos o los arrieros, o que han cambiado ostensiblemente con el tiempo.
Más adelante la iniciativa recogerá material sobre muchos aspectos del bagaje y las vivencias particulares.
Durante unos días a la semana, todo el que quiera, podrá llevar documentos y explicar la historia familiar que hay detrás a más de ochenta bibliotecas y archivos municipales, a la Biblioteca de Cataluña y a la Red de Archivos Comarcales.
Los documentos serán digitalizados en cada lugar para llegar a configurar una recopilación de la memoria colectiva.
Según ha informado hoy Cultura, se trata de una iniciativa de participación ciudadana que pretende recoger, conservar y dar a conocer una muestra suficientemente representativa de las historias familiares de Cataluña.
La iniciativa quiere recuperar y divulgar la memoria familiar que configura el conjunto de fotografías, cartas o documentos que se encuentran en las casas particulares y que forma parte de su historia privada.
Todo este volumen documental constituye el testimonio de la vida cotidiana de la sociedad y, a pesar de que complementa el patrimonio que custodian las instituciones de la memoria, a menudo queda "oculto".
Su recuperación para el conocimiento general puede permitir una mirada diferente a la historia, a las costumbres, a las tradiciones, al lenguaje.
Los documentos recogidos en Cataluña se publicarán juntos en Internet en la Memoria Digital de Cataluña: http://mdc.cbuc.cat/cdm/search/collection/femmemoria.
"Hagamos memoria" se desarrollará a lo largo de este mes de abril y hasta junio.

lunes, abril 7

España otorgará la ciudadanía a los sefarditas 
 

Dr. Adolfo Kuznitzky (*)
EDICTO_GRANADA.jpg
Edicto de Granada del 31 de marzo de 1492  que ordenó la expulsión de los judíos de Castilla y Aragón.
La reciente noticia de que España concederá la nacionalidad a los sefarditas dispersos por el mundo, merece algunas consideraciones históricas para comprender los verdaderos alcances de la medida. Como sefarditas son conocidos los judíos de España que fueron expulsados de ese reino en 1492 porque se negaron a la conversión religiosa, mientras que los que la consintieron pudieron permanecer. Éstos, unidos a las conversiones masivas realizadas con anterioridad, constituyeron una parte muy importante de la población española que con el transcurso del tiempo se asimiló totalmente -con exclusión de los Chuetas de Mallorca-, lo que hizo decir a un calificado franquista como Astrana Marín “de tantos judíos como hay, no sabe ya quién lo es ni quién no lo es”.
En los siglos XV y XVI, por ser más cercanos a la fecha de la conversión, podía determinarse la genealogía de las personas y de esta manera se sabe que importantes personalidades religiosas y literarias, como son los casos de Santa Teresa de Jesús, Fray Luis de León y Fernando de Rojas, tenían ese origen. Los expulsos se dirigieron a distintos países, y su amor por Sefarad (España) hizo que conservaran el idioma y las costumbres, y que nunca renunciaran a sentirse españoles. Lo que ahora se presenta como novedosa medida registra algunos antecedentes.
En el caso de los asentados en el imperio otomano, tuvieron el status de protegidos, encuadre que surgía de los tratados internacionales entre el imperio Otomano y los Estados cristianos europeos. Se denominaban “capitulaciones” y consistían en la concesión de privilegios a los cristianos residentes en el imperio. Entre ellos, el más importante era el que no respondían ante la jurisdicción otomana, sino ante las de sus consulados, lo que permitió que también se pudieran acoger a ese régimen los sefardíes. Basado en esto, España otorgó la ciudadanía completa a esos protegidos mediante un decreto que promulgó en 1924 Miguel Primo de Rivera. Aquel texto ofrecía a los “protegidos” la posibilidad de adquirir la ciudadanía española hasta el 31 de diciembre de 1930, pero los que estaban en condiciones de acogerse era una pequeña minoría, de allí la importancia de la medida actual.
Ahora bien, ¿qué ocurrió en el transcurso de tantos siglos para que este ofrecimiento fuera posible? España, al decir hispanista, no solamente era una nación sin judíos, sino que se había olvidado de ellos. Los “redescubrió” en las campañas militares españolas en el norte del África y la sorpresa fue mayúscula. De ese modo, se enteró España de que al otro lado del Estrecho de Gibraltar, vivían miles de sefardíes. Al respecto, en julio de 1887 y bajo el título “Impresiones de Marruecos. Los Judíos” se publicó en el diario El Liberal lo siguiente: “Si se observan fisonomías es necesario remontarse al recuerdo de aquellos semblantes...¡cuántas caras españolas entre los judíos de Tetuán! ¡Cuántas caras judías entre los españoles...”. A partir de ese momento se creó una corriente de simpatía hacia los sefarditas denominada sefardofilia y se inició una campaña filosemita que se corporizó en Emilio Castelar quien presidió el gobierno en 1881.
Como resultado de esta tendencia, se crearon institutos de estudios que no se limitaron a los sectores liberales; también abarcaron a sectores más tradicionales cuyos representantes más genuinos y eminentes fueron Menéndez y Pelayo y la escuela de Ramón Menéndez Pidal, quien vio en aquella producción conservada por la tradición oral entre los sefardíes de Marruecos una confirmación de sus tesis sobre el viejo romancero medieval
En suma, se interesaron por la cultura sefardí como testimonio vivo de su españolidad.
También hubo un filosefardismo político de derechas del que participaron activamente intelectuales como Giménez Caballero y Foxá, que luego confluirán en el falangismo.
Nada menos que Francisco Franco participará de esa corriente, y cuando oficialmente se cree en 1941 el Consejo Superior de Investigaciones Científicas también se pone en marcha la Escuela de Estudios Hebraicos, que pronto comenzará a editar la revista Sefarad. En 1942, con el Eje en el apogeo de su poder, Franco insertará en un guión cinematográfico que había escrito y al que denominara “Raza” a un protagonista principal, que sería él mismo, y que actuará como guía a su madre por las calles de Toledo. En ese recorrido, y frente a la Iglesia Santa María la Blanca -que antes había sido sinagoga-, le cuenta que los judíos se habían purificado al contacto con España y que los judíos de Toledo se habían opuesto a la crucifixión cuando fueron consultados por los fariseos. Para él, la superioridad de la Nación española se manifestaba por su capacidad de purificar hasta a los judíos, convirtiéndolos en sefardíes, bien diferentes de sus correligionarios ashkenazíes.
Ya desde sus años en la guerra de Marruecos, recuerda el apoyo judío a los españoles. Y en 1926 publicará en la Revista de tropas coloniales un artículo titulado “Xauen la triste”, en el que resaltaba la gran dignidad y las virtudes de los hebreos que acompañaron a los españoles en su retirada de la ciudad rifeña a finales de 1924. Desde aquellos años africanos, Franco habría de mantener amistad con varios notables judíos de aquel territorio, algunos de los cuales lo ayudarán activamente en la sublevación de julio de 1936.
Por esas razones, el antisemitismo español presentará ciertas singularidades que no fueron comunes a las otras naciones europeas, y que movieron a Stanley Payne a hablar de la “Paradoja española: el prejuicio tradicional y sefardofilia”.
El mencionado Astrada Marín expresa mejor esa paradoja al declarar: “Yo, aunque antisemita sin rebozo... dejo aparte a los verdaderos sefardíes, porque antes que antisemita soy español... Ése ya no es el judío que yo combato... Ese judío no es propiamente judío”. También resulta paradójico que algunos sefarditas hayan apoyado al bando nacional en la guerra civil cuando el mismo era aliado de la Alemania nazi. En definitiva, el ofrecimiento de ciudadanía está en línea con aquellos hechos ya lejanos y es la consecuencia histórica del decreto de 1969 que derogó el Edicto de Granada por el cual se expulsó a los judíos España.
(*) Ex magistrado y autor de varios libros sobre esta temática.
Hacia fines del siglo XIX prominentes figuras de la política y de las letras hispanas se interesaron por la cultura sefardí como testimonio vivo de su españolidad.

viernes, abril 4

Genealogía e historia en Reinosa

La Casona acoge este viernes y sábado unas charlas organizadas por la Asociación Cántabra de Genealogía.

Genealogía e historia en Reinosa
Foto: Tres Mares Reinosa




La Asociación Cántabra de Genealogía, presidida por Íñigo Aguilar, organiza este viernes y mañana sábado en La Casona de Reinosa unas charlas coloquio, que se enmarcan dentro de su VII Asamblea Anual Ordinaria.
La primera de ellas tendrá lugar este viernes, 4 de abril, a las 19 horas. Jesús Alberto Moreno disertará sobre 'El partido de Reinosa 1751-1753. Respuestas generales del catastro del Marqués de la Ensenada'. A su finalización se servirá un vino español.
El sábado, las charlas se reanudarán a las 19:00 horas con la ponencia de María Encarnación Niceas Martínez sobre 'Archivos y fuentes documentales en Campoo'. Una hora más tarde, Elisa Gómez Pedraja hablará sobre la figura de 'Pedro Gutiérrez de la Puente, un campurriano en el Cantón'. 

 

Indexacion al 3 de abril



Encuentran una “cápsula del tiempo” con tesoros debajo de la estatua de Colón en Buenos Aires

Encuentran una “cápsula del tiempo” con tesoros debajo de la estatua de Colón en Buenos AiresUna cápsula del tiempodebajo del desmontado monumento a Colón reveló ocultas reliquias, entre ellas monedas, pergaminos y películas de casi 100 años. Estaban en un cofre de plomo empotrado en la cripta.

Una cápsula del tiempo descubierta debajo del desmontado monumento a Colón en Buenos Aires reveló ocultas reliquias, entre ellas monedas, pergaminos y películas de casi 100 años, informó este viernes el gobierno.

El cofre de plomo empotrado en la cripta fue abierto por las autoridades, que estudian trasladar a otro destino la desarmada estatua del navegante desde su emplazamiento detrás de la Casa Rosada (gobierno), pese a una controversia judicial planteada por conservacionistas y un sector de la colectividad italiana.

"Pergaminos, monedas, diarios de época argentinos e italianos, un libro sobre Colón del Municipio de Génova, estampillas y películas que testimonian las obras e inauguración del monumento, permanecían ocultos y vieron la luz al ser abierto el cofre", dijo el gobierno en un comunicado.


El gobierno espera emplazar en el lugar otra escultura, en homenaje a Juana Azurduy, nacida en Bolivia en 1780 y una de las heroínas de la emancipación americana.

"Las piezas (del arcón) tienen un valor difícil de calcular y con enorme simbolismo. Son objetos queridos y pensados por quienes inauguraron el monumento", en 1921, dijo Juan José Ganduglia, director del Museo del Bicentenario, una vecina remodelación subterránea de la antigua aduana, adonde fueron llevadas las reliquias.

La escultura de 10 metros de alto y 623 toneladas se encuentra acostada sobre la plaza que lleva el mismo nombre del conquistador, donde operarios trabajan en la restauración.

Las reliquias "son un legado de nuestra comunidad, fruto del amor hacia el país que los albergó", dijo Darío Signorini, de la Federación de Instituciones Italianas del consulado, que participó de la apertura de la cápsula.

Centenares de miles de inmigrantes italianos se radicaron en Argentina a finales del siglo XIX y en los duros tiempos de la II Guerra Mundial.

El Gobierno y la colectividad italiana negocian llevar la estatua al Aeroparque Metropolitano, frente al Río de la Plata, tras haber desistido de reinstalarlo en Mar del Plata, a 400 Km al sur.

"La restauración del monumento se lleva a cabo y vamos a construirlo para 100 años más", dijo Luigi Pallaro, otro miembro de la comitiva italiana a la apertura del cofre.

La estatua, deteriorada por el paso del tiempo, fue realizada en mármol de carrara por el escultor italiano Arnaldo Zocchi y su restaurador es el artista argentino Domingo Tellechea.
La polémica por su traslado se desató en junio de 2013 y aún hay cuestionamientos judiciales pendientes.

El monumento fue donado por la colectividad italiana en 1910 con motivo del Centenario de la Revolución de Mayo, que inició la guerra por la independencia de la corona de España.