viernes, julio 15

Parte de la ex bodega Arizu se transformará en un centro comercial

Por un lado, se explotará económicamente, mientras, por otro, se conservará un sector considerado Monumento Histórico Nacional
El intendente de Godoy Cruz, Alfredo Cornejo, firmó ayer por la tarde un acuerdo en la Ciudad de Buenos Aires con los representantes de la empresa Cencosud y el presidente de la Comisión Nacional de Museos, Monumentos y Lugares Históricos para habilitar el uso y regulación del edificio de la antigua bodega Arizu, que ya había sido declarado Monumento Histórico Nacional.

    Cornejo calificó el hecho de "histórico" y manifestó: "A partir de ahora, la antigua construcción de la bodega, que está en calle San Martín, en el centro de Godoy Cruz, podrá ser rehabilitada, por lo que atraerá inversiones y se observará una reactivación muy importante para la zona". El convenio separa la propiedad en dos partes. Por un lado, 11 mil metros cuadrados son para Cencosud y, por otro lado, 13.000 metros cuadrados, que son la esencia del monumento histórico, pasan a ser administrados por la comisión nacional.

    El terreno que podrá utilizar la firma Cencosud se ubica, una parte, sobre calle Minuzzi y la otra, sobre Lisandro de la Torre. Además, se dispuso que los sectores intangibles no podrán ser utilizados salvo con autorización de la Comisión Nacional de Museos, que tiene previsto poner en valor la propiedad y anexar comercios. En tanto, Cencosud podrá usar la propiedad según las ordenanzas vigentes de la Comuna de Godoy Cruz, pero siempre respetando la estética del lugar.

    El acuerdo fue firmado en el Cabildo de la Ciudad de Buenos Aires, donde tiene su sede la Comisión Nacional de Museos. Por este organismo, firmó el documento su presidente, el arquitecto Juan Martín Repetto; el apoderado de Cencosud, doctor Ángel Javier Luzzi, y el vicepresidente de la empresa, el ingeniero Stefan Krause; el intendente de Godoy Cruz, Alfredo Cornejo, y el escribano general del Gobierno Nacional, Natalio Etchegaray.

    El emblemático edificio ubicado en el barrio Arizu cubre toda una cuadra sobre avenida San Martín. Por eso, la disputa durante varios años con la empresa que la compró para realizar un centro comercial. La firma del nuevo convenio puede despertar el malestar de los vecinos (como en otras oportunidades) que no quieren que la zona donde viven pierda la categoría de barrio residencial. 

La historia de un monumento

    Por medio del decreto 339 del año 1999, el edificio de la bodega Arizu fue declarado Monumento Histórico Nacional, junto con otros sitios como el casco de la bodega Panquehua, en Las Heras, y las casas patronales de Giol y Gargantini, en Maipú. Luego, Cencosud, una empresa multinacional, adquirió el predio e intentó instalar allí un supermercado. Pero el proyecto se detuvo como consecuencia de la presión de los vecinos que se oponían por ser zona residencial.

    Luego, la empresa propietaria de la ex bodega inició tareas de mantenimiento del edificio, como limpieza de escombros, refuerzo de paredes, reparación de veredas perimetrales, revoques y pintura en el frente, mientras, paralelamente, procedía a la desratización y desinfección del predio.

    La Comisión Nacional de Museos y de Monumentos y Lugares Históricos es un organismo que tiene la finalidad de preservar, defender y acrecentar el patrimonio histórico y artístico de la Nación; proponer al Poder Ejecutivo la declaración de utilidad pública de lugares y monumentos, inmuebles, documentos y ámbitos urbanos (tanto públicos como privados) que se consideren de interés histórico o histórico-artístico, por su representatividad sociocultural para la comunidad; autorizar y supervisar las obras que se realizan en inmuebles propiedad del Estado, cualquiera sea su naturaleza jurídica, de una antigüedad mayor a cincuenta años; formar recursos humanos para la preservación del patrimonio cultural; asesorar al Poder Legislativo en lo relativo a posibles declaratorias de bienes muebles e inmuebles; brindar asistencia técnica a las autoridades nacionales, provinciales y municipales respecto de la conservación y restauración de los bienes tutelados; llevar registro de los bienes muebles e inmuebles protegidos y concretar convenios con diversos organismos.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Publicar un comentario