sábado, agosto 7

Histórico descubrimiento de un barco de 200 años

Los restos de la nave, que sería del siglo XVIII, fueron hallados por trabajadores en la zona del Ground Zero, donde se elevaban las Torres Gemelas, destruídas tras los atentados del 11 de septiembre de 2001.

Después de nueve años de remoción de escombros y la construcción de las bases de los nuevos edificios que se levantarán en la zona denominada "Ground Zero", lugar de los atentados del 11 de septiembre de 2001, los trabajadores del sur de Manhattan han encontrado los restos de un barco de casi diez metros de largo que podría datar del siglo XVIII y que se habría hundido cuando se amplió ese sector de la ciudad hacia el río Hudson, informó hoy el diario The New York Times.

El diario señala que los trabajadores que limpian de escombros la zona cero dieron con la embarcación el pasado martes y que ésta estaba enterrada a una profundidad de entre seis y nueve metros debajo de donde estuviera hasta el 11 de septiembre de 2001 el complejo del World Trade Center, construido en la década de los sesenta del pasado siglo.


Se espera que los restos de la nave sean extraídos del área de construcción antes de esta la noche, dijo la arqueóloga Molly McDonald. Un especialista en buques se dirigía a la zona para observar las maniobras.

McDonald dijo que quería al menos salvar algunos maderos, aunque está claro si porciones grandes del barco podrían quedar intactas. "Estamos recuperándolo a mano porque es frágil. Notamos maderos curvos luego que una retroexcavadora las sacó a la luz. Rápidamente encontramos la costilla del buque, continuamos limpiando y expusimos el casco en los últimos dos días", agregó la arqueóloga, que dijo que va a enviar muestras de los maderos a un laboratorio para intentar determinar cuando fue construido el buque. Un ancla de 45 kilos fue encontrada a pocos metros de la nave, pero los expertos no están seguros de si pertenece a ésta.

El arquitecto Michael Pappalardo, de la empresa AKRF, una de las contratadas para la Autoridad Portuaria de Nueva York y Nueva Jersey para documentar los hallazgos históricos que puedan encontrarse en esa obra, corroboró el descubrimiento y dijo que el navío podría haber sido originalmente hasta dos o tres veces más largo de la porción encontrada.

Histórico descubrimiento. Se trata del mayor descubrimiento arqueológico realizado en esta ciudad desde 1982, cuando igualmente se encontraron los restos de un buque mercante del siglo XVIII en unas obras de la calle Water, en el sur de Manhattan.

"La embarcación al parecer data de mediados del siglo XVIII y ha estado ahí por más de 200 años", señala el diario, que subraya que los arqueólogos de la ciudad están maravillados por la importancia del hallazgo, muy cerca de donde, según un mapa de 1797, había un embarcadero y donde se proyectó construir un lago.

Los expertos también dijeron que tienen que actuar con rapidez para rescatar la nave, ya que su casco de madera, al no estar ya protegido por la tierra, "se deteriora rápidamente en su contacto con el aire", por lo que lo están recubriendo con barro.

La ausencia de sol y la lluvia que afecta a Nueva York estos días, sin embargo, favorece la conservación de la embarcación, indicó al diario el arqueólogo responsable de preservar el patrimonio histórico neoyorquino, Doug Mackey.

Entre los restos, los trabajadores de la "zona cero" han encontrado también una gran pieza metálica semicircular perteneciente al barco y un zapato de cuero de la época.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Publicar un comentario