lunes, agosto 23

Festival de la Luz 2010 -Imágenes antiguas, en la Avenida de Mayo

Se hizo un concurso con fotos de los vecinos
"Estas fotos son de la época de mi mamá, así se vestían cuando eran chicos. Ya con eso te digo mi edad", dijo una señora a una de las colaboradoras del Festival de la Luz 2010 que le ofrecía votar por la foto más linda del concurso "Nuestros abuelos inmigrantes".

La señora, que paseaba ayer por la tarde por la Avenida de Mayo casi Perú, estaba parada frente a una foto que, como si se tratara de una prenda que se seca al sol, colgaba de un piolín sujetada con broches en la vereda del Palacio de Gobierno porteño.


Como ésa, otras cerca de 70 fotografías antiguas pendían de ese piolín. La iniciativa, que sorprendió gratamente a los que pasaron ayer entre las 11 y las 16 por esa vereda, fue una de las intervenciones urbanas del Festival de la Luz 2010, organizado por la Fundación Luz Austral y el gobierno porteño, y que mantuvo el tema de la edición de este año "Migraciones. Identidades en tránsito".

Unas mil doscientas personas, que transitaron por allí, miraron las fotos llevadas por vecinos y alumnos de la Escuela Argentina de Fotografía y dejaron su voto. Al finalizar la actividad, luego del debido escrutinio, se asignó el primer premio -un curso de fotografía- a Wanda Heras por la foto de sus bisabuelos que vinieron de Alemania en la época de la Segunda Guerra Mundial. "Me gustó la foto porque se los ve divertidos y que se aman", dijo a LA NACION la propietaria de la foto, en la que se ve a una pareja dentro de una bañera jugando a los dados y tomando vino y Bidú-Cola.

"Vine a la Casa de la Cultura y me sorprendió gratamente encontrar esta iniciativa, de la que no sabía nada, aun cuando soy estudiante de fotografía", dijo Sonia Sanglar, docente jubilada. "Lo bueno es que me llevo el programa y podré participar de otras actividades", concluyó, y se fue sin saber que con su voto ayudó a obtener el segundo premio -una cámara de fotos- al dueño de una imagen tomada en un estudio alemán, en la que se ve a una institutriz con tres niños y dos perros.

"Lo que buscamos con estas intervenciones urbanas es acercar el arte con la gente común que, generalmente, no va a galerías o museos", planteó el coordinador de estas actividades, Mariano Manikis. Otras intervenciones, durante este mes, son las gigantografías exhibidas en las plazas Dorrego, San Martín, y Perú.

El Festival de la Luz seguirá hasta el 30 de septiembre y su programa completo se puede consultar en wwww.encuentrosabiertos.com.ar .

Silvina Premat
La nacion/Cultura

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Publicar un comentario