lunes, julio 26

Archivo del Cabañas permanecerá guardado-Mexico-

Alejandro Cravioto señala que no hay plan para abrir el acervo al público, pero los investigadores podrán consultarlo

GUADALAJARA, JALISCO (20/JUL/2010).- El secretario de Cultura de Jalisco, Alejandro Cravioto Lebrija, explica que el Archivo Histórico del Cabañas permanece resguardado en el edificio declarado Patrimonio de la Humanidad en 1997, pero ahí seguirá, pues no hay plan para abrirlo al público.
“Por el momento no hay un proyecto al respecto, pero quien solicite revisar y documentarse, lo puede hacer si lo solicita a la Dirección del Instituto Cultural Cabañas (ICC)”, asegura el funcionario.
Este diario publicó el 8 de julio que la Secretaría de Cultura (SC) de Jalisco no había precisado la ubicación exacta del acervo, el cual se rescató en la década de los 90 y se volvió a guardar con la entrada de María Elena Matute a la dirección del ICC, en 2000.
Cravioto Lebrija comenta que los documentos “obviamente están donde tienen que estar”, enfrente de las oficinas de la Dirección del Instituto Cultural Cabañas. “Tenemos buena parte de toda la obra tanto del Pueblo de Jalisco como de las colecciones en una sala especialmente resguardada con doble chapa, con control de humedad y temperatura, como debe estar".

Recomiendan abrir el acervo
Para la directora de la casa hogar Hospicio Cabañas, Amparo González Luna Morfín, es importante que se abra al público el Archivo Histórico de esta institución.
Amparo González Luna es una de las principales impulsoras de la recuperación y catalogación de los documentos antiguos del Hospicio Cabañas, pues durante la administración (1994-2000) del gobernador Alberto Cárdenas Jiménez, donó todos los papeles del siglo XVIII y hasta 1991 al Instituto Cultural Cabañas, organismo público desconcentrado que depende de la Secretaría de Cultura (SC).

“El archivo es un tesoro para historiadores o sociólogos y, si sirve para la historia de Jalisco, qué bueno que esté allá (en el Instituto Cultural Cabañas); ojalá que hagan uso de él porque aquí nada más lo teníamos por apego sentimental”, explica la directora de la casa hogar, ubicada en Mariano Otero desde que se abandonó el edificio histórico diseñado por Manuel Tolsá.
González Luna Morfín relata que el ex secretario de Cultura, Guillermo Schmidhuber, propuso la recuperación del fondo histórico. “Había todo un piso con cajas y cajas del archivo muerto, y pensé que no tenía sentido quedarnos con esto. Entonces, la Secretaría de Cultura invitó a la historiadora Pilar Gutiérrez para que hiciera el trabajo; le di carta abierta e incluso le adecuamos un espacio”.
El Archivo del Cabañas contiene “todo lo que teníamos hasta esa fecha”, a excepción de las adopciones, información que sólo se resguarda en la casa de beneficencia.
Cuando se terminó el trabajo de rescate, el acervo se guardó en una de las salas del Patio de los Naranjos del Instituto Cultural Cabañas (ICC), con la idea de que el espacio se convirtiera en el museo de sitio del edificio declarado en 1997 Patrimonio de la Humanidad por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO).
“Pero después, en 2000, cambió la administración y entró Sofía González Luna, mi prima, como secretaria de Cultura. Un día fui a buscar el archivo y me dijeron que ya no estaba. Investigué y lo habían mandado al Patio de los Ángeles”, explica Amparo González Luna. Fue hasta que María Inés Torres llegó a la dirección del ICC, en 2006, que regresó el Archivo al inmueble histórico.
Las listas de ingreso al Hospicio hasta 1991 también se entregaron a la Secretaría de Cultura, pero la organización de beneficencia se quedó con copia de los registros de toda la época moderna del Cabañas.
La titular del Hospicio relata que “cada verano llegan muchos jóvenes que vienen hasta de otros países porque quieren saber su origen y quieren entender por qué su mamá los abandonó, ésa es su principal intranquilidad. Se les habla con toda honestidad, pero sin herirlos, y si tenemos nombre y dirección de la madre natural, se los damos”.
Las leyes mexicanas protegen los datos de los menores en caso de abandono y en situación de adopción. De acuerdo con el Código Civil Federal, en el artículo 410 C, en la adopción plena, el Registro Civil se abstendrá de proporcionar información sobre los antecedentes de la familia de origen del adoptado, excepto (…) cuando la persona desee conocer sus antecedentes familiares, siempre y cuando sea mayor de edad.
Falta inversión
Los documentos históricos de las casas de beneficencia son patrimonio de la nación, de acuerdo a la Ley Sobre Monumentos y Zonas Arqueológicos, Históricos y Artísticos, por lo que deben de estar abiertos al público.
Así lo explica la arquitecta perito del Instituto Nacional de Antropología e Historia en Jalisco, Guadalupe Zepeda, quien vigiló el rescate del Archivo del Cabañas. Lo ideal, dice, es que la Secretaría de Cultura destine recursos para atender este bien, tanto en adecuar un espacio como en tener personal capacitado que ofrezca el servicio de consulta. “Deben dar facilidades para su difusión y su acrecentamiento”.
La declaratoria de Patrimonio de la Humanidad al Hospicio Cabañas incluye tanto el inmueble como el fondo histórico. Y en opinión de Guadalupe Zepeda, éste no puede estar moviéndose de sede, además de que deben atender las necesidades para conservarlo en óptimas condiciones, pues el soporte de celulosa es muy vulnerable a la humedad y la temperatura.
Otro elemento que cruza el tema del Archivo Cabañas es el de la Ley de Acceso a la Información, pues este tipo de documentos deben estar a disposición de quien quiera consultarlos.
EL INFORMADOR/ Alejandra Guillén
Para saber
El artículo 36 de la Ley Federal sobre Monumentos y Zonas Arqueológicos, Históricos y Artísticos establece que los monumentos históricos son “los inmuebles construidos en los siglos XVI al XIX, destinados a (…) fines asistenciales o benéficos; al servicio y ornato públicos y al uso de las autoridades civiles y militares. Los muebles que se encuentren o se hayan encontrado en dichos inmuebles y las obras civiles relevantes de carácter privado” o “los documentos y expedientes que pertenezcan o hayan pertenecido a las oficinas y archivos de la Federación, de los Estados o de los Municipios y de las casas curiales”.
  • Los documentos históricos de las casas hogar son bien de la nación

Fuente: Informador Redacción /  Jul-20 02:38 hrs

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Publicar un comentario