viernes, junio 11

Un inodoro con historia

Desde hace un par de décadas, en Austria 2027, Recoleta, funciona un negocio de reposición de azulejos, cerámicas y venta de sanitarios. No tiene nombre, pero en la zona se lo conoce como la casa del inodoro del Titanic . Es que, desde 1997, un inodoro luce en la vidriera. "Se lo compré por 5 pesos a un cartonero que pasaba con un carro repleto de cosas, todo recogido de la basura", recuerda el dueño del lugar, Pablo Ruiz. Se trata de un respetable water closet fabricado en Gran Bretaña a fines del siglo XIX. Ruiz tuvo la idea de exhibirlo después de hacerle una buena limpieza. Entonces se destacaron sus magníficos adornos en relieve, flores y codornices. El nuevo aspecto le dio al inodoro una incuestionable dignidad decorativa, y se hizo merecedor del cartel Rescatado del Titanic. Joya. Nunca taxi ni patrullero . En su interior hay billetes y monedas, la mayoría fuera de circulación.



-No está en venta.

-No, pero hubo interesados. Hace poco me ofreció 400 dólares un hombre que dijo que estaba relacionado con el museo del Titanic, en Londres, y explicó que les vendría bien porque entre los objetos que se exponen no hay ningún inodoro del barco. Pero no acepté. Sólo lo presté a estudiantes universitarios o para publicidades, algunas de la televisión europea.

-¿Cómo reacciona la gente?

-Unos sonríen o hacen preguntas y otros depositan ese dinero que se ve en el fondo. Todo empezó con un vecino que le arrojó una moneda mientras me contaba aquello de la fuente de los deseos que hay en Roma. El caso es que después se fue a jugar a la quiniela y acertó. Se corrió la voz y, a partir de ahí, es común que llamen así a la suerte.

Fuente LA NACION/Espectaculos
Martes 8 de junio de 2010

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Publicar un comentario