viernes, junio 11

Una novela inspirada en la Genealogia


AUTOR. Jacques Dubreuilh y su esposa Genoveva Sintes en la Biblioteca Pública de Maó - TONI SEGUI

‘Onofre le mahonnais’, novela de inspiración menorquina

El autor, casado con una descendiente de emigrantes menorquines a Argelia, sitúa el protagonista y la acción en la Isla en el agitado siglo XVI

Comentarios
Acaba de aparecer en el mercado editorial la novela “De Dieu et de diable. Les aventures d’Onofre le Mahonnais”, el primero de una serie de siete volúmenes que ha proyectado Jacques Dubreuilh. La portada del libro, que ha sido publicado en Francia por la editorial Atlantica, está ilustrado con una fotografía de Cala Blanca al atardecer, realizada por el propio autor. El volumen tiene 344 páginas y la historia ha sido contextualizada con una amplia base documental sobre el siglo XVI.

Jacques Dubreuilh, que firma la obra con el seudónimo Jacques de Saint-Jean, relata las aventuras de Onofre, un niño menorquín de 10 años, durante el saqueo de Maó que protagonizó el corsario turco Barbarroja en 1535. La historia transcurre en el Mar Mediterráneo, entre las epidemias, amenazas de las incursiones berberiscas, las malas cosechas y las hambrunas que se sucedieron hace más de 450 años.

El protagonista de la novela, Onofre, es capturado junto a Margalida, su amiga de la infancia, por los turcos y forman parte de los 800 prisioneros que serán enviados a Argel y Constantinopla. Onofre se queda en Argel como jardinero de su amo que, seis años después, cae víctima de la razia protagonizada por las huestes de Carlos V. No obstante, su amo le había revelado que era hijo suyo, fruto de una relación que había mantenido con una menorquina en la Isla. Además, el destino le reportará a Onofre la libertad y la riqueza, gracias a un tesoro oculto en la cala de Alcalfar.

Por otra parte, Jacques Dubreuilh ya tiene redactado el segundo volumen de las aventuras de Onofre, que lleva por título “Dame d’ombres et de lumiére”, aunque todavía tardará unos meses en ver la luz. En esta ocasión, la historia se centra en los esfuerzos del protagonista por recuperar a Margalida, que se encuentra  cautiva en Constantinopla.

Raíces menorquinas
La elección del nombre de Onofre para el protagonista de la novela histórica no es casual. Jacques Dubreuilh y su esposa Genoveva Sintes vinieron a la Isla en 2000 para reconstruir la genealogía de los Sintes. La investigación permitió averiguar que la rama familiar menorquina de Genoveva se remontaba a los hermanos Nadal Sintes, propietario de Torret de s’Atalaia, y Tomàs Sintes, propietario de Torret de Dalt, ambas fincas de Sant Lluís. Uno de los antepasados de Genoveva se llamó Onofre, aunque en realidad no vivió en la época en que transcurren los hechos novelados. Por otra parte, los antepasados menorquines más recientes de Genoveva son sus bisabuelos Llorenç Sintes Sintes (1838-1887), de Es Castell, y Catalina Sintes Tudurí (1839-1901), de Sant Lluís, que contrajeron matrimonio en Argel en 1866.

Un geólogo escritor
Jacques Dubreuilh es doctor en ciencias humanas y ciencias de la tierra, y ha consagrado su vida profesional a la elaboración de la carta geológica de Francia, y a la investigación de los minerales industriales y de los recursos energéticos. También ha dedicado sus esfuerzos al medio ambiente y al conocimiento y preservación de los acuíferos. En la actualidad, reparte su tiempo entre su labor para armonizar la actividad industrial y el medio ambiente, con el fin de garantizar la preservación del suelo y sus recursos y, por otra parte, la escritura con la publicación de su primera obra literaria.


Toni Seguí,  Maó  09/06/2010
Menorcainfo

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Publicar un comentario