viernes, junio 11

Antiguos remedios usados por nuestra abuela!!

Cuantas veces escuchamos a alguien decir:
-"Mi abuela nos hacia beber aceite de bacalao!"
-"Mi abuela nos hacia comer naranjas herbidas para el catarro"
-"Cortaba cebolla y la dejaba reposar toda la noche y en la mañana bebamos el jugo"!

Mas de uno de nosotros escucho o fue "victima" de estas antiguas practicas...Cuantos habran corrido perseguidos por una cuchara repleta de jugo de cebolla!!!

Aqui una lista de antiguos remedios....caseros y otros, no tanto

Heroína Bayer (foto)

Un frasco de heroína Bayer.  Entre 1890 y 1910,  la heroína era divulgada como un substituto no adictivo de la morfina, y un remedio contra la tos para niños.

Vino de coca:

El vino de coca Metcalf,  era uno de la gran cantidad de vinos que contenían coca disponibles en el mercado.  Todos afirmaban que tenían efectos medicinales,  pero indudablemente,  eran consumidos por su valor “recreativo” también.


Vino Mariani: (foto)

El Vino Mariani (1865) era el principal vino de coca de su tiempo.  El Papa León XIII llevaba siempre un frasco de Vino Mariani consigo  y premió a su creador, Ángelo Mariani,  con una medalla de oro.

Maltine:

Este vino de coca,  fue fabricado por Maltine Manufacturing Company de New York. Obtuvo diez medallas de oro. La dosis indicada decía: “Una copa llena junto con, o inmediatamente después, de las refecciones” . Niños en proporción.



Glyco-Heroína:

Propaganda de heroína Martin H. Smith Company, de Nueva York.  La heroína era ampliamente usada no solo como analgésico, sino también como remedio contra el asma, tos y neumonía.  Mezclar heroína con glicerina (y comúnmente azúcar y saborizantes) volvía al opiáceo amargo más agradable para su ingestión oral.

Opio para el asma:

Este National Vaporizer Vapor-OL estaba indicado “Para el asma y otras afecciones espasmódicas”. El líquido volátil era colocado en una olla y calentado con una lámpara de querosene.

Tableta de cocaína (1900):

Estas tabletas de cocaína eran “Indispensables para los cantantes, maestros y oradores”. También calmaban el dolor de garganta y tenían un efecto “reanimador” para que estos profesionales, rindieran el máximo de su performance.

“Drops de Cocaína para Dolor de Dientes – Cura instantánea”:

Las gotas de cocaína para el dolor de dientes (1885) eran populares para los niños.  No solo acababan con el dolor, sino que también mejoraban el “humor” de los usuarios.

Opio para bebés recién-nacidos:

Usted cree que nuestra vida moderna es confortable? Antiguamente para aquietar bebés recién-nacidos, no era necesario un gran esfuerzo de los padres,  pero si, el opio. Este frasco de paregórico (sedativo)  de Stickney and Poor,  era una mezcla de opio y alcohol que era distribuída del mismo modo que los condimentoss por los cuales la empresa era conocida.
“Dosis – (Para niños de cinco días, 5 gotas).
Dos semanas,  8 gotas. Cinco años,  25 gotas.  Adultos, una cucharada llena.”
El producto era muy potente, y contenía 46% de alcohol.

Supositorios radioactivos

Estos supositorios con elementos radioactivos garantizaban a todo hombre que los tomara… o más bien que se los introdujese, habilidad mental y capacidad de vivir y amar en el más amplio sentido de la palabra. Vamos, una especia de viagra pero vía anal.



Cataplasma de Fresa. Aplicadas externamente sobre la piel en forma de cataplasma, las fresas tienen una acción suavizante, limpiadora y embellecedora muy superior a la de muchas lociones químicas. Se han usado, en aplicación local, para curar los sabañones, frotando todos los días las partes afectadas (generalmente las manos) con fresas maduras.
Cataplasma de ajo. Macerar unos dientes de ajos hasta formar una pasta. Untar sobre una gasa y colocarlos en la parte adolorida. 
Para el Dolor de Oidos

 Tomar una cebolla y partirla, Una vez partida la cebolla por la mitad, se extrae la zona central para crear una cavidad. A continuación se calienta en un horno o al baño maría. Aplicarla sobre la oreja afectada. 

Para quitar el hipo
Si el clásico susto que decian nuestras abuelas que quitaba el molesto hipo, no da resultado, algo que núnca falla es beber pequeños sorbos de agua a temperatura ambiente, (agua natural, núnca mineralizada) entre siete y doce sorbos continuos, tratando de contener la respiración lo más posible, dado la eficacia de este antiguo truco, no es necesario volver a repetirlo

Hemorragias nasales
Si tenes niños pequeños seguro que habréis sufrido alguna vez el que les sangre la nariz; también los adultos tienen, a veces, estas hemorragias. Para prevenirlas a mí me va bien poner a escaldar unas cuantas ortigas secas en agua hirviendo. Luego las dejo reposar durante unos minutos, más o menos un cuarto de hora. Las cuelo y las añado el zumo de medio limón. Si tomo varias tazas al día de esta infusión antes de las comidas, logro que no me sangre tan a menudo la nariz.

Bueno, espero que lo disfruten!!!

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Publicar un comentario