miércoles, junio 16

"Las historias locales dan muchísimo de sí"

María José Fuster.
María José Fuster.
María José Fuster, investigadora de la genealogía pirenaica


María José Fuster, natural de Campo, es autora de una investigación muy laboriosa centrada en la genealogía en los Pirineos Aragoneses, de cuya experiencia habló en la IV Jornada de Genealogía Aragonesa celebrada en Barbastro. Historia, apellidos, árboles, oficios, tradiciones y "los que vinieron" conforman una temática rica, fruto del trabajo de veinticinco años de esta altoaragonesa que ha pasado buena parte de su vida en Bruselas. Su afán es investigar en la enorme riqueza de la historia local.


Ángel HUGUET

BARBASTRO.- La genealogía de pueblos de las cuencas de los ríos Ésera, Cinca, Cinqueta e Isábena es parte de la riqueza etnográfica que aporta la investigación de María José, "Finín", Fuster, en especial de Campo, su pueblo. "Hay cosas muy interesantes y lo importante es aportar la información entre investigadores y estudiosos del tema porque, desgraciadamente, no hay muchos archivos", señala.
En esta labor lleva veinticinco años, compartidos con tareas propias de ama de casa y madre de familia, que tiene más mérito porque la ha realizado desde la distancia. "Mis hijos dicen que me gusta este tema porque soy muy curiosa -chafardera según ellos- pero lo cierto es que me interesa la historia local y lo que conlleva. La genealogía es buen medio para conocerla".

Según explica María José "hay muchas historias que no se guardan en las páginas de los libros porque no se han escrito todavía porque se desconocen. La experiencia sobre mi pueblo, Campo, lo demuestra. Las historias locales dan muchísimo de sí. A veces, gracias a la información nos damos cuenta hasta qué punto estamos emparentados unos y otros porque se descubren lazos familiares".
Los resultados de su labor investigadora trascienden al exterior gracias a su blog "Campo, una historia, un pueblo" en el que deja constancia de todo lo que descubre con aportaciones muy interesantes. Finín no ha escrito un libro -todavía- pero su espacio es una publicación con páginas abiertas. "Hago lo que puedo y de todas maneras, me parece mentira el eco notable que tiene en personas lejanas de Argentina, México y Nueva Caledonia, por citar países donde viven descendientes de la zona".
En su caso, cree que "ni siquiera teníamos historia porque en los documentos sobre Campo no se encuentra mucho rastro, pero con pequeños estudios, contactos e informaciones habituales entre familias de las casas se obtienen muchos resultados, a costa de pedacitos de historias propias. Los apellidos de sesenta y dos familias de Campo son los del mismo número de esas historias". En una investigación, "casi siempre que descubres un apellido te facilita otras ramificaciones familiares por Seira, Benasque, Chía y Esplluga, por citar algunos. El Valle de Benasque no es más rico que otros similares, pero sí muy interesante".
Fuente: AltoAragon

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Publicar un comentario