jueves, junio 17

El futuro de nuestros pueblos.

El pueblo de Emilia (Santa Fe, Argentina) llevado a la literatura

Costumbres de sus pobladores de antaño han sido motivo de investigación de la escritora Norma Battu, en distintas obras. Un repaso de algunos de sus trabajos y de su perfil personal. El futuro de nuestros pueblos.

Norma Battu (foto) nació en la localidad de Emilia y vivió en su zona rural hasta los 16 años. En una entrevista concedida a El Santafesino, relató que de chica le gustaba escuchar historias de los mayores a través de lo cual iba captando distintas maneras de hablar el castellano y distintos idiomas y dialectos, con modalidades distintas. El tiempo pasó y un día decidió guardar memorias de esa época por que señaló “lo que somos ahora es una consecuencia de nuestra historia”.
Dijo que su manera de contar se basa en dos modos: con obras históricas rigurosas; y la otra con novelas y recopilaciones de cuentos, recetas y cuentos populares pero con un apoyo de investigación histórica. Así surgieron dos de sus obras más recientes: “Antiguas recetas de Colonia Emilia” (2007) y “Antiguos cuentos de Colonia Emilia y zonas vecinas” (2008). Expresó que hubo un momento que vio la necesidad de volcar al papel esas historias que escuchó y que fue recopilando por tradición oral o documentación, pero siempre tratando de hacerlo ameno para el lector. Otras obras que escribió son Las Italianas (I y II), Tilos y Paraísos (cuenta con una edición en francés), Las Saboyanas (I y II, se está traduciendo al francés), entre otras. Además realizó tareas de recopilación de datos de nacimientos, matrimonios y defunciones en la zona y otras publicaciones de carácter histórico. En Las Saboyanas la autora expresó que incluyó un cuento cuya protagonista fue una señora de María Luisa que falleció hace poco, pero que alcanzó a ver su historia publicada.

Norma comentó que siempre está en contacto con gente de Emilia a donde viaja en la medida de sus posibilidades y que para poder dar forma a sus obras literarias cuenta con el apoyo de autoridades comunales, tanto de esta localidad como de otras, centros de jubilados y demás instituciones. La autora viaja a distintos puntos de la geografía santafesina y provincias vecinas a leer algunos cuentos o realizar distintas actividades culturales. Norma Battu trabaja en el departamento de Literatura del Ministerio de Innovación y Cultura.
Nuestro interior
Sobre como ve Norma Battu a estas localidades del interior, dijo que le pone “fichas” a las mismas, porque ve mucha gente con ganas de hacer cosas, dejar sus historias y guardar memorias, además de colaborar mucho con la inquietud que ella lleva a cabo. Además de Emilia trabajó en Santo Domingo, Llambi Campbell, Laguna Paiva, María Luisa, Recreo y otras de la zona.
Respecto a planes a realizar en el futuro, la escritora expresó que está trabajando en un libro con refranes, leyendas, dichos y proverbios de la zona de Emilia, los que recopiló durante treinta años. Además junto con una compañera, Susana Colombo, que también tiene sus raíces en Emilia, están llevando a cabo la idea que la gente escriba sus historias, tanto en Emilia como en María Luisa, Cabal; que lo expresen a su manera. Ellas realizarán la tarea de apoyo.
Historias de la región
Tiene el contacto con el extranjero, ya que contó que el libro de recetas llamó la atención en una universidad gastronómica de Italia, y esta relación le permite enriquecerse dado que desde Europa le envían documentación valiosa para la reconstruir la historia de la inmigración, aunque Norma destacó que recoge historias también de inmigrantes árabes, judíos y le interesan las de aborígenes y criollos. Lo que hace es un trabajo de genealogía y no quiere que se la identifique como que trabaja únicamente la inmigración, sino que lo hace sobre la historia de la región, a la que la hicieron los inmigrantes, criollos y aborígenes.
Subrayó que Emilia surgió como colonia a partir de 1868, año en que Mariano Cabal, por entonces gobernador de Santa Fe, comenzó a radicar colonos ofreciéndoles tierras, donde ya había familias criollas y aborígenes que estaban a orillas del Salado.
 Por Edgard De Maio
El Santafesino


No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Publicar un comentario