sábado, julio 21

El hombre centenario

Pepe, una leyenda de 100 años en plaza España  

“Cumplir 100 años no es tanto; acá lo importante es sentirse bien”, dice José Rolleri, otro platense que ostenta la marca de vecinos que llegan al siglo de vida. Erguido, sin ninguna molestia al caminar, buen contador de anécdotas y con un optimismo envidiable, la figura y la energía que lo caracterizan desmienten por más de una década su edad.
Nacido el 18 de julio de 1912 (“en 7 entre 66 y 67, número 1683”, recuerda con precisión “Pepe”) cuenta acabadas anécdotas que pintan su barrio en otros tiempos. Como un torbellino le vienen a la memoria la nevada de 1918 en La Plata, cuando su padre lo despertó a la mañana temprano para que saliera a la calle a admirar el inusual paisaje blanco; la plaza España, enrejada y con personal cortando el césped a guadaña (“no tenían máquinas para cortar el pasto”, explica); los días de lluvia copiosa en que por la inundación de las calles se suspendía el servicio de tranvías; y su amistad con Pedro Bonifacio Palacios, el célebre poeta reconocido bajo el seudónimo de “Almafuerte”, que era su vecino y que, evoca, “se pasaba tres o cuatro días encerrado en su casa escribiendo”.
El cumpleaños número 100 lo encontró a José con más de un festejo. El domingo pasado lo sorprendieron en su casa de plaza España empleadas de Pami que lo fueron a buscar para llevarlo a la sede de la obra social -de la que es afiliado-. Allí lo esperaba un gran agasajo, “con rica comida y mucha gente”, dice entusiasmado. También este sábado habrá celebración: la familia y los amigos se reunirán con él en una parrilla del camino Centenario y, como siempre hace en los eventos de los que participa, almorzará “todo cuanto tenga ganas” y tomará también un poco de vino. “Tengo tan buena salud que no me privo de nada”, asegura con orgullo.
Este tío abuelo (tuvo hijos fallecidos muy pequeños), que guía con la sabiduría de los años a sus sobrinos Jeremías y Patricio y les anima las tardes con sus relatos a sus amigos Carlos y Gilda, vivió momentos duros y tiempos de esperanza. Se casó con “Fita” Perego, pero enviudó cuando era joven; fue idóneo de farmacia en varios pueblos de la Provincia y, afiliado al radicalismo desde los 18 años, hasta ocupó un cargo de concejal en General La Madrid.

Fuente:
 http://www.eldia.com.ar

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Publicar un comentario