jueves, julio 19

El mayor árbol de Arousa es el de los Crespo Rivas

Una de las fotografías familiares que forman parte de la colección que está reuniendo Margot Fernández.


Esta familia carrilexa de 400 miembros se reúne este sábado 21 de julio en su localidad natal.


La familia Crespo Rivas se reunirá de forma multitudinaria por primera vez en su historia. Esta casa carrilexa que llegó a poseer una fábrica de conservas y miles de metros cuadrados de viveros, juntará este sábado en la localidad a más de 60 de sus 400 miembros repartidos por todo el mundo.

DAMIÁN PEREIRA - VILAGARCÍA 

 La historia de los Crespo Rivas arranca hace siete generaciones en Carril. Muchas décadas después, Marilyn Crespo Rivas, una de las 400 representantes de esta nutrida casa, ha decidido reunir a todos los familiares que le sea posible en un encuentro festivo que se celebrará este sábado en Carril.
Ese día tendrá lugar una misa en la iglesia parroquial, la cual será oficiada por Carlos Rivas, miembro de esta familia afincado como cura en La Seu D´Urgell, en la provincia de Lleida. Será a las 18,30 horas. Posteriormente el hotel Carril acogerá la cena multitudinaria, a la que está previsto que asistan, al menos, 60 de los 400 descendientes de los Crespo Rivas.
Marilyn, que reside en Sevilla y veranea en Carril, se ha puesto manos a la obra y junto a su hija, Margot Fernández, está preparando una serie de proyectos para perpetuar el recuerdo familiar.
El primero y más ingente es la realización de un árbol genealógico con todos los Crespo Rivas, cuya copia original estará expuesta en la cena del sábado y será sorteada. Las dimensiones del marco hablan bien a las claras del tamaño del árbol: 2 metros por 50 centímetros.
También están terminando de editar un vídeo con decenas de fotografías de bodas, bautizos, cumpleaños y demás momentos íntimos.
Repartidos por el mundo
La familia llegó a contar con 13.000 metros cuadrados de viveros en Carril y una fábrica, la Crespo Rivas y Varela, que enlataba el producto a orillas del mar de Cortegada. La factoría, que ya no pertenece a la familia, permanece abandonada en A Rosa, recordando aquellos tiempos.
Marilyn explica que su familia siempre ha tenido tendencia a la mezcla "como los reyes, pero no hemos tenido enfermedades", de ahí ese vínculo tan fuerte.
Pero con el paso del tiempo se han ido disgregando hasta repartirse, entre otros lugares, por Bilbao, Lleida, Sevilla (donde vive ella), Houston, Washington (donde reside la mayor, Dora Rivas, de 98 años de edad), Perú, Salamanca, Argentina o A Coruña. Por cierto, los Crespo Rivas prometen seguir dando guerra. Lucas, el más joven de todos, nació hace apenas cuatro meses.

 http://www.farodevigo.es

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Publicar un comentario