jueves, julio 23

Y la Marcha de San Lorenzo???


bueno, aca seguramente encontrare algunas criticas...pero se me eriza la piel cuando escucho una Marcha Militar..., no sé...será porque cuando vivia en otro pais me sentia orgullosa de ser argentina y escuchaba mis cassettes (que antiguedad!) con las Marchas y hasta el Himno!! Se te pone la piel de gallina.

Les cuento de la Marcha de San Lorenzo, sorpresa me lleve. Que cosa, a veces uno se hace la novela con algo y despues nada resulta ser como parece.

LA REALIDAD (o parte de ella):Cayetano Alberto Silva (1868-1920) nació en San Carlos, departamento de Maldonado (Uruguay). Era hijo de Natalia Silva, esclava de la familia que le dio el apellido. Desde niño, reveló una marcada vocación por la música, incorporándose a los 12 años a la Banda Popular de San Carlos, asignándosele el pistón. Integró luego la Banda de Montevideo, recibiendo lecciones de corno y violín de su director Gerardo Grasso. Fue el violín su instrumento preferido. Con el tiempo viajó a Buenos Aires incursionando en el Teatro Colón y asistió a la Escuela de Música dirigida por Pablo Beruti, destacándose ya en la composición. Se trasladó a Rosario donde fur nombrado maestro de Banda del Regimiento 7 de Infantería. Fundó la Banda de San Juan, la de los Regimientos 11, 3, 9, 6 y 15 de Infantería...

Contratado por la Sociedad Italiana de Venado Tuerto (Prov. de Santa Fe) formó y dirigió la Banda de Música local, fundó además un Centro Lírico, enseñó música y creó la "Rondalla" con la que actuó en el Carnaval de 1900. Escribió también la música de las obras para teatro de su compatriota y amigo Florencio Sánchez: "Canillita" y "Cédulas de San Juan". Fue en Venado Tuerto, además, donde, llevado por sus líricos sueños de creador que continuamente acicateaban su prolífica inspiración, comenzó a componer esa música, perfectamente ajustada al género marcial que llevaría por título: "Marcha de San Lorenzo". Había pensado llamarla "San Martín", pero como era conocido del Coronel Ricchieri (ministro de Guerra, en ese entonces) al enviarle la partitura dedicándosela (sin nombre y sin letra), éste le pide que su nombre sea San Lorenzo, en reconocimiento al lugar donde había nacido.
La marcha se interpretó por primera vez en un acto público el 30 de octubre de 1902 en San Lorenzo y en las cercanías del histórico convento de San Carlos, lugar en el que se gestó la batalla entre los Granaderos a Caballo y las tropas españolas. En esa oportunidad el maestro Silvia dirigió la ejecución. Ese mismo día fue designada Marcha Oficial del Ejército Argentino. Dos días después Silva volvió a dirigirla al inaugurarse al Monumento al Gral. San Martín en la ciudad de Santa Fe, con la asistencia del Pte. Julio A. Roca y de Ricchieri.
Cinco años más tarde su vecino y amigo de Venado Tuerto, Javier Benielli le puso la letra alegórica a la victoria de los granaderos. Un poema épico en el que se exalta la figura de San Martín y se rinde homenaje al Sgto. Juan Bautista Cabral, el soldado que dio la vida por su jefe. De allí en más, la marcha recorrió el mundo.
Acosado por la pobreza, el músico vende los derechos de autor a un editor de Buenos Aires, por una ínfima suma.

A partir de 1997, se adoptó para rendir honores al presidente de nuestra Nación.En los institutos de enseñanza se canta la versión escrita por el músico y pedagogo Clemente B. Creppi. Cayetano Silva escribió además, entre otras, las marchas tituladas: "Río Negro", "22 de julio", "Marcha de San Genaro" (en honor a esa población cercana a Rosario), "Curupayti" (inspirada en la Guerra del Paraguay) y "Tuyuti". Estas dos últimas con letra de Benielli.En sus últimos años se radicó nuevamente en Rosario, dedicándose a la enseñanza de la música.
Creó un conservatorio y desempeñó el cargo de director de la Orquesta de la ciudad.
La marcha (a la que en Europa se considera una de la cinco mejores partituras militares de la historia) se hizo famosa y empezó a girar por el mundo, y estuvo presente en momentos históricos fundamentales:.
Fue ejecutada el 22 de junio de 1911 durante la coronación del rey Jorge V con la autorización previa solicitada a nuestro país por el gobierno inglés.
Lo mismo ocurrió para la coronación de la reina Isabel, actual soberana inglesa.
Se ejecuta habitualmente en los cambios de guardia del palacio de Buckinghan, modalidad que fue suspendida en el tiempo que duró la Guerra de las Malvinas.
Fue incorporada al repertorio de bandas militares de Uruguay, Brasil y Polonia, entre otros.
Fue usada como música incidental en algunas películas (alguien dice que en Rescatando al Soldado Ryan).-
El Ejercito Argentino, como muestra de amistad (Y previa al nazismo), le regalo la Marcha de San Lorenzo al Ejercito Alemán y a cambio, en camaradería, este nos regalo la Marcha "Viejos Camaradas" o "Alten Kameraden" o "Ich hatte einen guten Kameraden" una hermosa y marcial marcha que por supuesto la hemos escuchado en numerosas ocasiones en nuestras fiestas patrias.
La Marcha de San Lorenzo fue tocada por los alemanes en París cuando durante la Segunda Guerra Mundial entraron triunfantes por el Arco del Triunfo de esa ciudad.
Curiosamente también el general Einsenhower la hizo ejecutar al ingreso triunfal del ejército aliado que liberara a los parisinos, a manera de desagravio.
La muerte lo sorprendió ocupando un modestísimo empleo en la Policía.
Se le negó sepultura en el Panteón Policial por ser de raza negra, por lo que fue sepultado sin nombre. Afortunadamente, el pueblo de Venado Tuerto reparó tal oprobio al trasladar sus restos en 1997 al cementerio municipal de la ciudad a través de gestiones efectuadas por la Asociación Amigos de la Casa Histórica Cayetano Silva. Casa en la que vivió y es hoy sede del Museo Regional y de la Banda Municipal.


Otra version de la historia
Cayetano Alberto Silva, autor de la "Marcha San Lorenzo" era uruguayo.

Hacía doce años que se había radicado en la Argentina cuando decide, en el año 1899, establecerse en Venado Tuerto. A su llegada se instala en la casa de la calle Maipú 966, acompañado de su esposa y un pequeño hijo.

Hacía tiempo que sus líricos sueños de compositor aguijoneaban su inspiración y trataba de responder a ese imperativo de su sensibilidad. Sobre el pentagrama se dibujaban las notas estructurando en compases la melodía; otras veces, el lápiz implacable tachaba la línea para volver a empezar; pero continuaba con un mandato extraño, como sabedor que el logro final sería una gran obra.

En ese entonces, nuestra comunidad estaba compuesta, en su mayoría, por familias italianas quienes decidieron formar una banda de música confiando su dirección al Maestro Silva. Tiempo después, el sueño se concreta en el mes de abril de 1901, considera que la marcha está terminada y, como lo hacía habitualmente ante cada composición suya, se la hace escuchar a su esposa, Filomena Santinelli la que queda deslumbrada al oírla ejecutada en violín. Cuando la escuchan sus amigos, el entusiasmo es grande y los cerrados aplausos definen la aprobación. Había pensado llamarla "San Martín" pero finalmente decide bautizarla "San Lorenzo" nombre que señala el lugar del combate que tuviera lugar el 3 de febrero de 1813, entre nuestros Granaderos a Caballo y las tropas españolas.

Para la letra, contó con un amigo y poeta, profesor nacido en Mendoza y, en esa época, radicado en Venado Tuerto, Carlos Javier Benielli quien logró componer todo un poema épico en el cual se rinde homenaje al Sargento Juan Bautista Cabral. El autor de la Marcha era conocido del Coronel Pablo Richieri a quien le envía la partitura. El militar, entusiasmado con la obra, ordena ejecutarla en un acto patriótico realizado el 28 de octubre de 1902 en San Lorenzo, oportunidad en que el Maestro Silva, invitado especialmente por el mismo Coronel Richieri, dirige dos bandas militares en la ejecución, siendo ésta la primera audición en público de su obra.

La Marcha "San Lorenzo" ha sido designada Marcha Oficial del Ejército Argentino para rendir honores al Comandante en Jefe del Ejército y pertenece al acervo cultural militar y de la Nación. La resolución respectiva lleva como fecha el 3 de octubre de 1902. Se conoce también que fue ejecutada en Inglaterra para el cambio de guardia del Palacio de Buckingham y en la coronación del rey Eduardo V.

Información copiada del sitio oficial
de la ciudad de Venado Tuerto:
http://www.venadotuerto.gov.ar

Tercera version

Nació en San Carlos el 07 de Agosto de 1868, hijo de Natalia Silva. Desde niño demostraba su interés por la música, motivo por el cual comenzó a estudiar con el maestro Rinaldi. Este docente también dictaba clases de piano y era director de la Banda Popular que existía en ese momento en la ciudad carolina. A los 12 años de edad incorporó a Cayetano en esta Banda, asignándole como instrumento musical el pistón. Al ver los progresos notorios de este alumno y los elogios que sobre él recibía, Jacinta y Emilia Silva (en cuya casa se había criado la madre de Cayetano) se preocuparon por mejorar su educación.
De esta forma siguió sus estudios en la Escuela de Artes y Oficios. A los 16 años, bajo la dirección del Prof. Gerardo Grasso, estudió solfeo y corno; aquí permaneció también estudiando el pistón, el violín por cuatro años más.
En 1888 se marchó a Río Grande (Brasil), donde ingresó a la Banda del Sampaio, buque de la armada brasileña. Luego se marchó a Buenos Aires, donde también se destacó, obteniendo el puesto de maestro de banda en distintos regimientos de infantería. Se trasladó a San Juan donde organizó la Banda de músicos y después a Mendoza en cuyo sitio creó la Banda del Cuerpo de Bomberos. A su regreso aceptó un puesto en Venado Tuerto, para poder mantener a su familia (su éxito profesional no fue acompañado por un buen rendimiento económico). Escribía en los diarios y había comenzado a componer marchas militares, entre las que estaba la Marcha "San Lorenzo"; que dedicó al General Richieri. Terminó de componerla el 1° de Enero de 1902, fue ejecutada por primera vez teniendo como único auditorio a su mujer y a su hija recién nacida. Una casa editora de Rosario, publicó esta marcha gratuitamente y sin pagarle derecho a Silva. La edición fue pequeña pero poco a poco se fue difundiendo con mucho éxito. Como paradoja, su situación económica era desesperante; por ello tuvo que aceptar la propuesta de una casa Editora de música de Buenos Aires. Quienes astutamente por 50 pesos compraron los derechos de la Marcha San Lorenzo; quedando como única propietaria de esta brillante marcha. De esta forma ni su autor ni sus herederos podrían reclamar en un futuro derecho de propiedad sobre esta composición musical. El triunfo de ésta progresó rápidamente, se escuchaba en cuarteles, escuelas y fue elegida para que los soldados británicos desfilaran ante el Rey, en la fiesta de coronación de Jorge V de Inglaterra. Mientras era ignorado, el Secretario de la Embajada Argentina en Londres, tuvo la delicadeza de escribirle una tarjeta de felicitaciones y le adjuntó un programa de la mencionada Fiesta.
Cayetano Silva murió en la sombra y en la pobreza, a los 52 años en Rosario de Santa Fé, en Argentina el 12 de enero de 1920.
Trató de forjar un destino que no rindió sus frutos merecidos, tan siquiera para vivir cómodamente con su numerosa familia, o asegurarles un mejor porvenir. Cuatro años, le llevó a su viuda gestionar y lograr una pensión para ella y sus hijos menores de doscientos pesos mensuales. En 1972, la Municipalidad de Venado Tuerto, Santa Fé, resolvió declarar como lugar histórico la casa de la calle Maipú 966, por haber vivido el MAESTRO CAYETANO SILVA y haber compuesto allí su MARCHA SAN LORENZO.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Publicar un comentario