viernes, noviembre 15

El patrimonio heráldico de Pontevedra destaca a nivel europeo´

"Es una obligación de las instituciones prohibir que una casona antigua se tire"

13.11.2013 | 03:34
Luis Valero de Bernabé, marqués de Casa Real. // Gustavo Santos
Luis Valero de Bernabé, marqués de Casa Real. // Gustavo Santos
"Pontevedra destaca a nivel nacional e incluso a nivel europeo", asegura el presidente del Colegio Heráldico de España y de las Indias, Luis Valero de Bernabé y Martín de Eugenio, cuando habla sobre el patrimonio heráldico, genealógico y nobiliario de la ciudad del Lérez. El marqués de Casa Real se dio cita ayer en el primer día de las Jornadas de Xenealoxía, Heráldica e Nobiliaria que se desarrollan en las instalaciones de la Escola de Canteiros de Poio. De fondo, una reivindicación de los expertos: que las instituciones se comprometan a proteger este patrimonio.
-¿Cuáles son las características principales de la ciudad de Pontevedra con respecto a su patrimonio heráldico y nobiliario?
-Lo fundamental es que es la ciudad número uno en Galicia en cuanto a labras heráldicas. La labra es el escudo labrado que se encuentra por las calles. En Pontevedra, en prácticamente todas las plazas y calles encuentras un par de labras antiguas. La heráldica se ha vivido porque la gente la ha puesto en la puerta de sus casas y todavía hoy, en pleno siglo XXI, hay muchísimos edificios magníficos con la labra. El conjunto de Pontevedra, las calles pavimentadas con piedras, y el tipo de casa, me refiero al centro histórico, cuentan con una cantidad impresionante de escudos.
-¿Habla del pasado de Pontevedra esta riqueza patrimonial?
-Pontevedra es una ciudad que en la Edad Media era muy rica, muy poderosa. Se vivía bastante bien. Por ejemplo, en Santiago de Compostela, con todo lo que supusieron los peregrinos, es lógico que existan muchas casonas y escudos, pero olvidamos que en Pontevedra también tenemos lo mismo y sin tener ninguna peregrinación. Esta ciudad destaca a nivel nacional e incluso europeo.
-Usted destacó además que la conservación de este patrimonio está relacionado con el apego que la gente siente por su tierra.
-Claro que sí. Sigo pensando lo mismo. Si tiene una casa vieja llena de goteras y sigue viviendo en ella y cualquier reparación le vale carísima, es que le continúa teniendo apego. La gente tiende a tirar esas casas y a construir edificios modernos, cómodos, pero sin ningún encanto ni gracia.
-En este sentido, ¿existe peligro de que este patrimonio se pierda?
-Sí, hay pueblos y ciudades en los que se ha perdido. Por ejemplo, en Vilagarcía de Arousa. Era un pueblo encantador y hoy en día no queda nada, solo casas modernas, de tres o cuatro alturas, hechas de cualquier manera y sin ninguna gracia.
-¿Qué reclamaría a las instituciones para que esto no ocurra?
-Habría que reclamar a las instituciones, lo que pasa aquí es que el fenómeno es económico.
-¿A qué se refiere?
-Es una cuestión de dinero. Si uno tiene una casa en un sitio y la vende porque le pagan mucho dinero, pues la vende tranquilamente y se embolsa ese dinero. Es obligación de las autoridades prohibir que una casona antigua se tire para hacer otra moderna. Por lo menos, hay que mantener las paredes externas, la estructura de la casona, aunque por dentro se modernice. Esto solo se puede conseguir mediante una ordenanza municipal que lo obligue.
-Usted colaboró con la Serie de Heráldica Genealogía y Nobiliaria del Proyecto enciclopédico Galicia, considerado una obra magna de la temática.
-No conozco obra así en toda España ni en todo el mundo, tanto por el detalle, como por la cantidad de escudos o por el número de investigadores que colaboraron. Fue un trabajo colectivo al que contribuyó muchísima gente.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Publicar un comentario