viernes, febrero 8

Ruiloba ya tiene digitalizado el padrón de los siglos XVII y XVIII

Realizado por la asociación Cántabra de Genealogía

Se componen de alrededor de 400 páginas que han sido fotografiadas y convertidas a archivos pdf

La Asociación Cántabra de Genealogía (Ascagen) ha llevado a cabo la digitalización de dos legajos – números 76 y 77- en los que se encuentran los padrones de Ruiloba de los siglos XVII y XVIII, ordenados del más moderno al más antiguo. El objetivo, según informó el presidente de la Asociación, Íñigo Aguilar, es “facilitar la labor a investigadores y aficionados a la genealogía”.
Los legajos se componen de alrededor de 400 páginas que han sido fotografiadas y convertidas a archivos pdf. El alcalde de Ruiloba, Gabriel Bueno, recibió ayer los documentos digitalizados del presidente de la Asociación, a quien agradeció su labor y obsequió con una maqueta de Nuestra Señora de los Remedios. “Pronto estarán a disposición de todos los vecinos”, explicó Bueno.
El trabajo supone poner en valor el patrimonio histórico de la localidad. La intención del alcalde ahora es colocar los legajos en una vitrina “para que estén a la vista de todos los vecinos”. Los padrones, entre los que han aparecido algunos expedientes de hidalguía, “se encuentran en perfecto estado de conservación y muy buena legibilidad”, explicó Aguilar.
En el legajo número 77, correspondiente al siglo XVIII, se encuentran los expedientes de hidalguía de don José Bernardo de Tagle Bracho (1.715) y don Antonio Gutiérrez de San Juan (1.784). En el número 76, correspondiente al siglo XVII, los expedientes de hidalguía encontrados pertenecen a don Antonio de la Maza (1.613) y don Pedro Pérez Vitores Barreda (1622). La Asociación se ha encontrado con un baile de fechas entre padrones y expedientes de hidalguía motivado, señaló Aguilar, “porque algunas veces, un vecino quedaba olvidado en el padrón o se le anotaba por pechero”. Unos años después, el interesado reclamaba o presentaba una real provisión de hidalguía y se llevaban a cabo las gestiones necesarias para inscribirlo como correspondía. “Esto provoca que algunos documentos con un determinado año realmente corresponden al padrón antecedente”.
En otras ocasiones, un vecino presentaba ante la justicia su real provisión de hidalguía para que en el próximo padrón se incluyera como hidalgo, por lo que estos documentos pertenecen al padrón posterior a la fecha.
Desde Ascagen agradecieron al alcalde “la amabilidad” para autorizar a la asociación la digitalización de estos legajos, así como el uso posterior de la digitalización “para el mejor cumplimiento de nuestros objetivos societarios”. El presidente de la entidad agradeció también su labor a los socios que han intervenido en este proyecto.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Publicar un comentario