lunes, noviembre 21

Desentierran restos de 800 años de una "bruja" en Italia

Un grupo de arqueólogos descubrió en Piombino cerca de Lucca, en la céntrica región italiana de Toscana, el esqueleto de una supuesta bruja de 800 años que había sido enterrado con siete clavos en su mandíbula.
Los restos de la mujer se encontraban sin sudario, ni urna. Más clavos se hallaron a su alrededor, muy probablemente porque fueron incrustados en su ropa.
Los investigadores señalan que la presencia de los remaches tendría que ver con la creencia de que impedirían que la mujer pudiera resucitar.
Citado por el diario británico The Daily Mail, el arqueólogo Alfonso Forgione de la Universidad de L'Aquila, quien encabeza el equipo de investigación, señaló que "es un descubrimiento muy inusual y, al mismo tiempo, fascinante. Nunca he visto algo igual. Estoy convencido por los clavos en la mandibula y alrededor del esqueleto de que la mujer era una bruja".

Ritual de "exorcismo"

"Es un descubrimiento muy inusual y, al mismo tiempo, fascinante. Nunca he visto algo igual. Estoy convencido por los clavos en la mandibula y alrededor del esqueleto de que la mujer era una bruja"
Alfonso Forgione, arqueólogo de la Universidad L'Aquila
Los restos de otra mujer fue encontrado cerca del lugar, rodeado de 17 dados. El número 17 es de mala suerte en Italia y en la edad Media, se le prohibía a las mujeres jugar dados.
Los arqueólogos consideran que los entierros de las mujeres podrían haber estado conectados con algún tipo de ritual de exorcismo.
Sin embargo, dado que el lugar del hallazgo es una iglesia abandonada de 800 años persiste la interrogante sobre el motivo por el cual las supuestas brujas fueron enterradas allí.
"La única posible explicación es que quizas ambas mujeres provenían de familias influyentes y no pertenecían a la clase campesina y por sus clases y conexiones fueron enterradas en suelo consagrado", añadió Forgione.

Vampiresa

No es la primera vez que se encuentran restos de la época medieval en Italia asociados a creencia sobrenaturales.
Hace dos años el antropólogo y arqueólogo forense Matteo Borrini descubrió los restos de una mujer del siglo XVI con un ladrillo en la boca, en lo que ha sido relacionado con el origen de las leyendas de los vampiros.
El hallazgo fue hecho en la isla de Lazaretto Nuovo en la Laguna de Venecia que data de la época en la que la peste bubónica afectó la ciudad.
Borrini indicó entonces a BBC Mundo que existía la creencia según la cual los cadáveres que presentaran señales de que el muerto se estaba comiendo el sudario con el que había sido inhumado deberían ser tratados como vampiros.
"Sabemos de Phillip Rohr y otros autores que la gente realmente hacía esas cosas (enterrar muertos con ladrillos en la boca) en época de pestes porque pensaban haber encontrado cadáveres con características de vampiros", indicó Borrini.


Fuente: BBC Mundo

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Publicar un comentario