lunes, setiembre 27

Partido de Loberia, Buenos Aires el primer medico

El primer medico que se instalo en el partido de Lobería, fue el Dr. BARTOLOME CROCE y lo hizo en 1870, época en que los indios se dejaban ver en las barrancas del río Quequen.
Imaginemos un poco el pueblo, según lo que cuenta el narrador, un partido con sus habitantes disperso en 200 leguas cuadradas (saquemos cuenta, cada legua equivale a 4,19 Km.). Y este doctorcito no subía a un micro, un taxi o a una 4x4. Se montaba en su caballo, y así viajaba por caminos que no eran tales. Con unos pajonales como vegetación, cardales y fachinales.
Viviendo en un pobre alojamiento, ubicado entre el Arroyo Chico y los nacientes del Arroyo Grande, cerca de la casa de comercio "La suiza", próxima a la estación Napaleofu.
Se hizo famoso en la región, tal es así que se hablaba de el desde Tandil hasta Necochea. Pagando muchas veces de su bolsillo la curación de los enfermos.
Ejerció por diez años, y luego se retiro a vivir en la vecina Tandil. Donde, como muchos que hacen patria, murió en la pobreza.


En 1879, se instala entre la costa de "El Moro”, campo de Macias y la tapera del coronel Muñoz otro medico, un homeópata alemán don FEDERICO SIEPE. En marzo 1882 se lo declara Medico Municipal y de Policía. Permaneciendo ahí hasta 1885, fecha en que se radico en Balcarce.

En 1882, llega un medico cirujano, Don FEDERICO MARTINEZ CAMARAS, español. Su estancia fue breve, y se radico primero en Balcarce y luego en Dolores.

Al marcharse el medico alemán, los pacientes debían llegar hasta Balcarce para ser atendidos por el Dr. ANTONIO DIAZ DE VIVAR y luego por FRANCISCO MACEIRA.

En 1885, actúa como medico Don PEDRO GARCIA FERNANDEZ, quien es nombrado en 1886 Medico Municipal.
En 1891, en un informe municipal se declara que al 15 de enero de ese año: "no existe en el Partido persona laguna que ejerza ninguno de los ramos del arte de curar".
Debido a esta situación, la Municipalidad se vio en la obligación de solicitar un Medico, y lo hizo con un aviso en los diarios de Buenos Aires, ofreciéndole el cargo de Medico Municipal y Policial.

En mayo 1891, llega al pueblo el Dr. FELIPE A. FOSSATI.

No nos olvidemos de las parteras, la mas famosas de las comadronas por el año 1885 era Doña MARIA VERTIER, quien se instalaba en la casa de la parturienta los días necesarios hasta dejarla totalmente restablecida.

En cuanto a farmacias, no se nombra ninguna. Los medicamentos mas comunes se vendían en las casa de comercio los muy nombrados "ramos generales". Allí había un "botiquín" donde figuraban: aceite de ricino, untura blanca o linimento, anacahuita, parches porosos, sinapismos, específicos del Dr. Ayher, árnica (iodo), harina de lino y mostaza.
En 1882 la Comisión Municipal estable: “pasar a Don DOMINGO GUEVARA, la suma mensual de mil pesos, obligándolo a despachar gratis toda receta del Medico Municipal para los pobres de solemnidad, presos, heridos y personal policial".

Fuente: Centenario de Loberia, Andrea Feola

No hay comentarios.:

Publicar un comentario