viernes, noviembre 27

Moreno y los primeros vecinos

Los primeros vecinos
La vida del pequeño poblado que tiende a extenderse bajo la dirección de la esposa y del hijo mayor del fundador, que había fallecido en 1862, era hartamente dinámica. Se vivía la fiebre del progreso emanada del ideario político y económico de la clase dirigente de Buenos Aires, que ha alcanzado su gloria en conjunto por medio de sus obras de progreso.
Los visitantes eran numerosos; unos llegaban por razones comerciales y otros por el atrayente deseo de pasar un día de campo y gozar de la aventura de un viaje en tren. Por estos motivos, numerosas familias de la capital levantaron sus casas de fin de semana y aún de veraneo.


Entre los primeros vecinos, tenemos constancia de don Juan Semín, el futuro maestro de la escuela del cuartel 4º de MorenoPedro Bonnand, el maestro albañil de nacionalidad francesa, que construyó su hermosa casa en la manzana misma de la iglesia que él comenzó a construir por encargo de la comisión de vecinos, al que debió dejar conclusa porque lo sorprendió la muerte en agosto de 1863. Esta “hermosa casa de material, hecha a la moderna con un hermoso mirador, cinco piezas, un gran sótano, un hermoso jardín, con 43 1/2 varas de frente por 75 de fondo”·se remató el 31 de enero de 1864.

La torre de Bonnand sirvió de referencia al agrimensor Sourdeux en el trazado del ejido de las tierras de pan llevar el partido, realizado en 1866, debido a que aún no se había levantado la torre de la iglesia.

Otros caracterizados vecinos, a más de los citados como autoridades, fueron, José Fawler, escocés de ilustre descendencia;

Pedro y Manuel Melo, este último ocupante de las tierras del estado; José Cesareo, comerciante, criador de ovejas y vecino de prestigio;
Eusebio Labastier, anfitrión obligado en las celebraciones importantes y destacado miembro de la comisión de la iglesia;
Juan Rodríguez;
Adolfo Ferreira;
Carso Bacigalupo, futuro municipal;
José Hornos;
María Labarriere;
Ramón Rajov;
Francisco Seeber;
Juan Rodríguez;
Felipe Vicenter, jefe de la estación y su esposa doña Isidora Montenegro, futura inspectora de la Escuela de Niñas.

Los hacendados se dedicaban exclusivamente a la cría de ovejas, por sus conveniencias y debido a que la extensión de los campos no permitía la cría de vacunos, como veremos en el panorama económico sobre la ganadería.

1 comentario:

  1. Estoy escribiendo una novela ambientada en en tiempos de Rosas desde 1846 hasta su caída) Preciso saber cómo se protegía de los indios el partido de Moreno.¿Tenía el mismo resguardo de Luján, correspondiéndole La Guardia de San José de Luján como avanzada del Fuerte de Luján?
    En su defecto ¿qué guardia lo protegía y entre qué fechas?
    Gracias por la atención que pueda conceder a mi consulta a (lhmoon008@hotmail.com), aguardo respuesta y saludo cordialmente
    Liliana

    ResponderEliminar