sábado, junio 27

La Maestra en 1920


Maestras de 1920, contrato de trabajo

Este es un acuerdo entre la señorita..........maestra, y el Consejo de Educación y de la Escuela por el cual la señorita ................................acuerda impartir clases por un período de ocho meses a partir del.....................de 1923.

La señorita acuerda:
1* - No casarse. Este contrato quedará automáticamente anulado y sin efecto si la maestra se casa.
2* - No andar en compañía de hombres.
3* - Estar en su casa entre las ocho de la tarde y las seis de la mañana, a menos que sea para atender una función escolar.
4* - No pasearse por las heladerías del centro de la ciudad.
5* - No abandonar la ciudad bajo ningún concepto sin el permiso del presidente del Consejo de Delegados.
6* - No fumar cigarrillos. Este contrato quedará automáticamente anulado y sin efecto si se encontrara a la maestra fumando.
7* - No beber cerveza, vino, ni whisky. Este contrato quedará automáticamente anulado y sin efecto si se encontrara a la maestra bebiendo.
8* - No viajar en ningún coche o automóvil con ningún hombre excepto su hermano o su padre.
9* - No vestir ropas de colores brillantes.
10* - No teñirse el pelo.
11* - Usar al menos dos enaguas
12* - No usar vestidos que queden a más de cinco centímetros por encima de los tobillos.
13* - Mantener limpia el aula.:
a) Barrer el suelo del aula al menos una vez al dia.
b) Fregar el suelo del aula al menos una vez por semana con agua caliente y jabón.
c) Encender el fuego a las siete, de modo que la habitación esté caliente a las ocho cuando lleguen los niños.
d) Limpiar la pizarra una vez al día.
l4* - No usar polvos faciales, no maquillarse ni pintarse los labios.


Fuente: 'La Revista del Consejo Nacional de la Mujer' Año 4, Nro. 12. marzo 1999. Buenos Aires (EN: Taringa)

1 comentario:

  1. hoy en día las cosas han cambiado un poco para mi forma de ver las cosas, anteriormente los docentes eran como la propiedad de los padres o de las entidades teniendo en cuenta el articulo en done se evidencia que para ser docente tenia que regirse por varias cosas y ser muy sumisas con las normas o reglas que imponían, y ya después de un tiempo vemos que los docentes éramos muy respetados y nos hacían respetar por los estudiantes y padres de familia y también en nuestro que hacer como docentes aun cuando se impartía una educación tan tradicionalista pero esto cambió y se exagero; Pero valoraban esta labor. por otro lado hoy en día vemos que nuestro que hacer como docentes se ha visto desvalorada por el ritmo de vida y por la libertad de expresión de los estudiantes que se ha exagerado y mal interpretado ya que un estudiante puede expresarse de tal manera que no tiene unos limites y puede llegar a limitar esta labor, bueno la libertad es buena en cierta medida ya que es una buena herramienta en el aula pero también puede ser una situación de doble intención que da pie a todo un entorno para desvalorar nuestra labor.

    ResponderEliminar