domingo, junio 14

Cosas curiosas... donde la Historia deja de ser aburrida


En Europa la mayoria de las parejas se casaban en junio, por que se habian bañado en mayo y aun olian bien. Pero cuando llegaba el calor, empezaban a tener olor y de ahi que las novias llevaran ramos de flores perfumadas

Hablando de baños....Primero se bañaba el padre de familia, luego todos los hijos varones y recien despues las mujeres y finalmente los niños, siendo el ultimo el bebe.
Si, y todos con la misma agua...!

Vemos en las películas a la gente siendo abanicada. La explicación no está en el calor, sino en el mal olor que exhalaban las personas por debajo de los vestidos (eran hechas a propósito para contener los olores de las partes íntimas porque no se lavaban).

Cruzar la puerta en brazos: Se cruza con la esposa en brazos, procurando que el primer pie que apoye sea el derecho. Se relata que los godos tenían por costumbre elegir una mujer de su comunidad para casarse. Si no había mujeres en su poblado, la "robaban" de un poblado vecino. Cuando la "raptaban" lo hacía a caballo o a pie, pero procurando siempre que los pies de la novia no tocasen el suelo. De ahí la costumbre de pasar a la novia en brazos sin que pise el suelo

En tiempo de los caballeros de armadura, se saludaban levantando la visera de su casco para mostrar su cara. Cuando los yelmos dejaron de usarse, los hombres para saludarse alzaban sus sombreros. Con el tiempo los militares abreviaron esta costumbre a un simple toque en el ala del sombrero, lo que los llevo hasta el saludo que emplean actualmente.

Cuando los botones en la ropa aparecieron por primera vez eran sumamente caros, y por esa razón eran usados principalmente por la gente de la clase alta. Las mujeres de dicha clase, generalmente eran vestidas por sus doncellas, por eso las modistas pusieron los botones a la derecha de la doncella para facilitarles la tarea.

En la Antigua Roma los plebeyos comían con las manos empleando para ello todos los dedos. Para distinguir a las personas de mayor estatus social sólo bastaba fijarse en la cantidad de dedos que utilizaba para comer: si comía con tres era de buena familia, ya que significaba que no se quería manchar nunca el anular ni meñique.

En el Palacio de Versalles, en París, observamos que no tiene baños.
Las heces y orinas humanas eran tiradas por la ventana del palacio.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Publicar un comentario