lunes, junio 25

Datos españoles microfilmados


Cien mil ourensanos registrados en Utah

La iglesia mormona lleva desde 1975 microfilmando los registros de iglesias y archivos de toda España. Así, los datos de miles de ourensanos están en el estado de Utah, en el mayor archivo genealógico del mundo.
A 200 metros bajo tierra, en condiciones invariables de luz y temperatura, y en una cripta acorazada bajo una montaña de granito de Utah (Estados Unidos) se conserva el mayor archivo genealógico del mundo.
La hermana Teresa Simmon, responsable del centro de genealogía mormón en Madrid.
La hermana Teresa Simmon, responsable del centro de genealogía mormón en Madrid.
Es propiedad de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, o lo que es lo mismo, de los Mormones, un movimiento religioso de origen norteamericano que lleva casi 200 años recopilando nombres de todos los habitantes del mundo y haciendo un gigantesco árbol genealógico de la Humanidad. En estos momentos son ya cuatro mil millones de nombres los que tienen registrados y que han sido extraídos de archivos de los cinco continentes en un trabajo constante que parece no tener fin.

En España el trabajo se inició en el año 1975 y los registros acumulados desde entonces se cuentan por millones. Durante estas casi cuatro décadas han recorrido prácticamente todas las iglesias y archivos del país. Han escaneado, fotocopiado o fotografiado partidas de nacimiento, fes de bautismo, actas matrimoniales y de defunción allí donde les han permitido la entrada. En algunas ocasiones han tenido el acceso fácil y en otras se han encontrado con el rechazo de los párrocos. Donde han podido entrar han hecho copias de los miles de documentos acumulados en las iglesias que luego han remitido al archivo mundial en la sede central de la congregación, en Salt Lake City. En algunas ocasiones han tenido que hacer algún tipo de aportación económica a la Iglesia para conseguir el acceso a la información, en otras ocasiones ha bastado con la cesión de una copia de los archivos microfilmados.

En su búsqueda constante de información han tenido acceso a los archivos de 150 ayuntamientos y de 21 diócesis, además de a los grandes archivos históricos del país como el de Simancas en Valladolid, el archivo de Indias en Sevilla o el de la Real Chancillería de Salamanca. Su página web es una ventana al mundo, aunque sólo muestra la décima parte de lo que alberga su interior.


El proceso de recopilación de datos se inicia en el año 1500, cuando se crean los primeros registros oficiales de población en España tras la unión de la corona de Castilla y la de Aragón. Algunos de las provincias con los datos accesibles son Alicante, Almería, Asturias, Badajoz, Barcelona, Ciudad Real, Cádiz, Córdoba, Gerona, Granada, Huelva, Jaén, La Coruña, León, Lugo, Murcia, Málaga, Segovia, Sevilla y Valencia. Todas ellas tienen archivos municipales abiertos para su consulta en Internet. En el caso de A Coruña se pueden consultar nacimientos, defunciones, matrimonios, pero también padrones municipales desde 1692, alistamientos militares desde 1770, expedientes de emigración desde 1837 o expedientes de hidalguía para probar la nobleza de una determinada familia desde 1700.

En el caso de Ourense no existe un registro provincial único, sino que los datos aparecen mezclados bien porque sus habitantes nacieron o murieron en la provincia o bien porque contrajeron matrimonio, se alistaron en el ejército o emigraron a terceros países. Son alrededor de 151.000 los resultados, aunque resulta complejo conocer la cifra exacta porque no existen índices provinciales.


LA POLÉMICA
La iglesia mormona lleva millones de euros gastados en esta investigación en todo el mundo en un esfuerzo que ha levantado suspicacias en muchos lugares. De hecho desde el año 2005 la Iglesia Católica ha emitido una circular en la que niega el acceso a los archivos parroquiales. Según algunos investigadores, detrás de esta ingente búsqueda de antepasados se podría encontrar el deseo de convertir a los ascendientes a la fe mormona. Se trata de una práctica que denominan 'bautismo proxy' o 'virtual', según el cual los mormones pueden 'salvar' a sus antepasados mediante este bautismo póstumo. Desde entonces, los mormones han tenido muchas dificultades para acceder a registros de los templos en los países católicos. No obstante, la última palabra la tiene el párroco de cada Iglesia que es quien decide permitir la consulta o no.

Esta teoría no cuenta con el respaldo de los mormones que defienden el carácter científico de su trabajo y recuerdan que lo mantienen abierto al mundo para que todos se puedan beneficiar de él.

La hermana Teresa Simmon es la responsable del centro de genealogía de Madrid, uno de los más importantes de España, aunque tienen más, ya que prácticamente están presentes en todas las comunidades autónomas. Esta inmersa en una misión, que es un período de dos años en el que los mormones dedican su trabajo a la comunidad. Ella ha elegido trabajar en el centro de archivos de Historia Familiar y conoce bien el trabajo que realiza. Prefiere no dar muchos datos acerca del archivo central de Utah, del que apenas existen fotos oficiales, pero sí explica que en su interior se conservan microfilms con datos procedentes de más de 100 países, que está distribuido en calles y que asemeja a un enorme silo automatizado en el que no es fácil ver el final. 
Fuente: La Region Noticias
Hector Diaz
24 junio 2012

En la actualidad son más de 23.000 personas las que están trabajando en la búsqueda y clasificación de archivos. Unos hacen trabajo de investigación en las iglesias y archivos, otros microfilman las páginas, y un tercer grupo procesa esa información para añadir a este gigantesco árbol genealógico. La mayor parte de esta información se vuelca en Internet y es accesible a todo el mundo. Ha sido precisamente con la llegada de Internet cuando se ha dado un enorme impulso al proyecto, permitiendo acelerar la búsqueda de información y su accesibilidad por cualquier ciudadano del mundo

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Publicar un comentario