lunes, octubre 18

"Un aristócrata es el recuerdo vivo de hechos gloriosos"

Carlos Acuña Rubio - Presidente de la Asociación de Heráldica y Nobiliaria

Carlos Acuña (Pontevedra, 1966) es presidente de la Asociación de Genealogía, Heráldica y Nobiliaria de Galicia, que celebra a partir de mañana en la Escola de Canteiros la undécima edición de sus jornadas.

S. REGUEIRA - PONTEVEDRA La heráldica de Pontevedra y las órdenes militares serán algunos de los protagonistas de las Jornadas de Heráldica que arrancarán mañana en la Escola de Canteiros. Seis especialistas impartirán las conferencias en este ciclo que busca ser un punto de encuentro de todos los investigadores gallegos de la genealogía. la heráldica y la nobiliaria. Los más de cien asistentes también tendrán oportunidad de conocer 24 estudios realizados en los últimos 12 meses.

—¿Es Pontevedra una ciudad rica en patrimonio heráldico?
—Sin duda, Pontevedra es con Santiago de Compostela una de las principales ciudades de Galicia en patrimonio heráldico, tenemos en las calles de Pontevedra y en los monumentos de la zona monumental algo más de 200 labras heráldicas que hablan de los linajes más antiguos y las familias de la ciudad.

—También se abordará en las jornadas la restauración de las labras del convento de Santo Domingo ¿qué sugieren los especialistas para conservar estas obras?
—Se destaca sobre todo lo complicado que es la restauración de estas obras, sobre todo por la reincidencia en la restauración, por las muchas veces que hay que restaurarlas al estar a la intemperie, que se deterioran con frecuencia, se llenan de musgo y de líquenes con más rapidez que las que están al aire libre en las fachadas de los monumentos y de las casas señoriales. Y después otro tema que se tratará, dado que estas jornadas se realizan en la Escola de Canteiros de Poio, es la relación entre los canteiros y la restauración de la piedra.

—Otro tema que tratarán los historiadores es la adquisición de la condición nobiliaria. ¿Cómo se llegaba a hidalgo?
—Es un tema interesantísimo que efectivamente abordaremos en las jornadas (en concreto el próximo jueves). Se analizará como las familias necesitaban demostrar su hidalguía para poder acceder a los privilegios que comportaba el formar parte de la nobleza, eso se demostraba básicamente probando que los padres de uno también eran nobles o hidalgos y también los abuelos lo eran. Se probaba en la Real Chancillería de Valladolid, se realizaban las pruebas y a través de un auto se conseguía una información de hidalguía que, por ejemplo, permitía no tener que pagar determinados impuestos a la corona.

—O no trabajar...
—Bueno, la hidalguía solía vivir por lo general de las rentas que daban las tierras que señoreaban y no era directamente relacionado con el ser noble, aunque sí, realmente la nobleza al ser declarada noble lo que conseguía era no pagar impuestos por esos ingresos que tenía.

—¿Cuál es hoy el papel de la aristocracia?
—Hoy en día la aristocracia, y yo entiendo como tal únicamente a los que poseen títulos nobiliarios, en este momento no tiene ningún privilegio pero tiene una obligación que es sobre todo la de representar a aquellas personas que merecieron en su momento ese título nobiliario, muchas veces incluso desde el siglo XIV o XV y lo que es un aristócrata es el recuerdo vivo de hechos gloriosos, bien sea para la corona, para Galicia, España o en general para todo un país a lo largo de la historia, un aristócrata es un recuerdo vivo de hechos pasados que merecen nuestro recuerdo digno, es el único papel que tiene: representar a esos hechos para que no queden en el olvido y se mantengan nuestras raices que ellos representan.
Fuente:
http://www.farodevigo.es

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Publicar un comentario