miércoles, junio 5

Las ramificaciones del linaje Urquijo

Txetxu Aurrekoetxea y Álvaro Urquijo lideran el proyecto del gran árbol genealógico de la familia
 
En la foto, el erandiotarra Txetxu Aurrekoetxea Urquijo, que es, junto a Álvaro Urquijo, uno de los promotores del ambicioso proyecto de investigación.
En la foto, el erandiotarra Txetxu Aurrekoetxea Urquijo, que es, junto a Álvaro Urquijo, uno de los promotores del ambicioso proyecto de investigación. (L. G)

LUGAR de abedules. Es el significado del apellido Urquijo, uno de los más antiguos de Euskal Herria y que es compartido por numerosas familias vinculadas entre sí por un primitivo y común origen: el linaje fundado por Ospin de Urquijo, hijo del sexto conde de Ayala y quinto señor de Salcedo, y cuya casa torre solar y armera estuvo ubicada en Okendo. De ahí proceden, según los investigadores, las múltiples ramas asentadas en la comarca de Ayala y en todo el territorio vasco y que a lo largo de los siglos también se han extendido y expandido por varios países del mundo. Ahora, Txetxu Aurrekoetxea Urquijo y Álvaro Urquijo se han embarcado en un ambicioso proyecto que bajo el epígrafe El bosque de los abedules del valle de Ayala pretende reunir en un solo árbol genealógico la extensa red familiar de los Urquijo-Urkixo. "Y no solo desde el punto de vista de los linajes masculinos sino que también estamos desarrollando los femeninos", explican los impulsores del estudio.tres fases Hasta el momento, han logrado ya reunir 15.232 fichas con referencias familiares. "Pero estamos seguros que esta cifra se va a multiplicar y que vamos a llegar a números muy superiores", avanza Álvaro. La amplitud del trabajo queda también constatada por el hecho de que el dibujo básico del árbol genealógico que tienen ya en marcha ocupa varios metros. El ingente y arduo proyecto genealógico se divide en tres fases bianuales (2013-2017). La primera de ellas corresponde a la recogida de datos desde el siglo XVI hasta la actualidad. Es la que ya está en marcha y la que, a priori, menos dificultades presenta. "Esto se debe a que tras el Concilio de Trento se hizo obligatorio el registro de todos los nacimientos, matrimonios y defunciones y aquí se ha conservado muy bien toda esa información. Aún así, necesitamos la colaboración de parientes y conocidos para completar datos", explican.De este periodo han surgido ya las primeras curiosidades, anécdotas y aspectos de interés. Una de ellas corresponde al matrimonio entre Domingo Urquijo Bengoa y Catalina Solaun Urquijo. "Uno de sus hijos, Diego Urquijo Solaun, se casa en primeras nupcias con Elena Urquiza Olartegochia y de este matrimonio descienden lo que yo llamo la rama aristocrática, es decir, marqués de Urquijo, marqués de Bolarque, marqués de Loraina o marqués de Villar del Águila", indica Aurrekoetxea. "Y del otro hijo, Domingo Urquijo Solaun, casado con Ángela Urrutia Landa, es la línea de donde desciende Sabino Policarpo Arana Goiri".

Y continuando con las curiosidades, que van surgiendo según avanza la investigación, Txetxu Aurrekoetxea ha localizado, en la genealogía de la rama Urquijo Barrecheguren a un antepasado natural de Okondo de nombre Luis Barrecheguren, que fue el primer Señor conocido de la casa de su apellido, allá por el año 1450. Y dentro de esta familia, pero ya en la época moderna, entre los años 1905 y 1927, se da otra curiosidad: las personas de Francisco Barrecheguren y de su hija Conchita Barrecheguren mueren en loor de santidad y ambos están en proceso de ser nombrados santos. Los dos son vecinos de Granada, pero descendientes de Okondo".
Txetxu y Álvaro pretenden iniciar en 2015 una segunda fase "centrada en la época medieval y de la que existen menos documentos" y de cara a 2017 llegará el momento de indagar y desarrollar el aspecto de la emigración y comprobar hasta donde se ha extendido el linaje Urquijo. Son los primeros pasos, las primeras puntadas, de un importante trabajo de investigación que a buen seguro dará muchas más sorpresas.

las claves

Ospin de Urquijo, hijo del sexto conde de Ayala y quinto Señor de Salcedo fundó el linaje en una casa torre y solar ubicada en la localidad de Okendo. El significado del término es 'lugar de abedules' y es uno de los apellidos más extendidos y con numerosas ramas.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Publicar un comentario