jueves, octubre 6

EEUU: nueva tecnología lleva a hispanos a buscar a antepasados


MIAMI (AP) — Programas de televisión que fomentan la exploración del árbol genealógico de las familias inmigrantes de Estados Unidos, tales como "Who Do You Think You Are?" (¿Quién crees que eres?) trasmitido por la cadena NBC o "Faces of America" (Rostros de Estados Unidos) han provocado un gran entusiasmo entre la población hispana por buscar a sus antepasados. Pero para muchos latinoamericanos no ha sido tan fácil.
Al parecer eso está cambiando para el grupo minoritario estadounidense de mayor crecimiento, al igual que la riqueza de información genealógica, que en el caso de México se puede buscar hasta el censo de 1930 si uno busca por el internet. La búsqueda de información sobre los antepasados y otros familiares podría hallarse en el internet para unos 32 millones de mexicano-estadounidenses, un grupo que no había participado en la amplia búsqueda que hacen desde hace mucho, los estadounidenses descendientes de europeos y de africanos.
La Iglesia de Jesucrito de los Santos de los Ultimos Días, la principal organización dedicada a la colección de archivos genealógicos este año completó un proyecto de tres años al crear un amplio índice de búsqueda digital que va hasta el censo de 1930 en México. Esa información es accesible a través de la empresa cibernética Ancestry.com.
La iglesia comenzó a reunir los archivos mexicanos a principios de 1950, pero no fue hasta el 2007 cuando comenzó a realizar un laborioso proceso de transferir versiones en microfilms a un banco de datos cibernéticos, o un índice que se puede buscar gratis en FamilySearch.org. Los documentos originales también están disponibles.
Previamente, las personas tenían que ir a uno de los centros de búsquedas de familias de la iglesia a fin de ver los documentos. Mediante el trabajo de voluntarios, la iglesia completó el trabajo cibernético en mayo.
El sitio Ancestry.com que es fácil de usar puso la información al público en septiembre tanto en inglés como en español, haciendo que la búsqueda sea aún más accesible.
"Conocer la historia de nuestra familia es una pieza muy importante de nuestra identidad. Si sabemos de dónde venimos y las fuerzas que nos trajeron hasta el lugar donde estamos en la actualidad, trasunta la historia que tenemos a la mano", comentó Eduardo Obregón Pagán, un catedrático de historia de la Universidad Estatal de Arizona que enseña metodología de investigación genealógica. El mismo ha rastreado a duras penas su propio árbol genealógico hasta Puerto Rico y México.
Indicó que ansiosamente esperaba los archivos, agregando que mientras que los latinos han tenido tradicionalmente fuertes vínculos familiares, por lo general han tenido que confiar en historias orales a fin de conocer a sus antepasados. Para las generaciones más jóvenes que tienen menos acceso a esas conexiones, los archivos tienen un papel de creciente importancia.
El actor Edward James Olmos del programa "Dexter", que se trasmite por la cadena Showtime promociona el nuevo servicio de Ancestry. Sabía que sus antepasados fueron líderes revolucionarios mexicanos, pero llegó a averiguar que su bisabuela fue un madre soltera que crió a dos hijos ciegos.
"Habla de la fuerza de la familia", destacó Olmos. "Una mujer que cuidó a sus dos hijos ciegos infunde una sensación de comprensión sobre la clase de raíz de la que uno procede", destacó.
La iglesia, también es conocida como los mormones, siempre han dado prioridad a la genealogía porque creen que aún los muertos pueden ser bautizados y ser puestos camino al cielo. Y los antepasados no se les puede bautizar si no se conocen sus nombres.
Conforme la iglesia ha crecido en todo el mundo y ha tratado de atraer a los nuevos inmigrantes en Estados Unidos, ha adquirido cada vez más archivos demográficos de países de todo el mundo. Su sitio cibernético tiene muchos archivos locales de toda América Latina, inclusive a las parroquias católicas con archivos de bautismo y de matrimonio que pueden brindar datos sobre generaciones pasadas que no han sido incluidas en el censo.
El sitio FamilySearch.org ahora está dedicado a elaborar índice de documentos en Asia para poder facilitar su acceso por internet. Esos documentos por lo general ya no pueden ser obtenidos debido a que los países entre ellos Estados Unidos ahora se rigen por normas drásticas sobre información de la vida privada.
Pero la información procedente de muchos países de America Latina aún puede ser porosa. Y mientras que la iglesia coordinó con el gobierno mexicano para que pusiera a disposición su censo de 1930, que tiene la información más completa de México hasta esa fecha, la información procedente de la capital mexicana no estaba disponible ya sea porque la información no estaba centralizada o porque se había perdido, informó el portavoz de FamilySearch, Paul Nauta. Los expertos calculan que los documentos aún cubren un 75% de la población de esa época.
George Ryskamp, catedrático adjunto de historia de la Universidad Brigham Young, que enseña cursos sobre genealogía hispana y que ha escrito libros sobre el tema, a menudo ha ayudado a sus estudiantes a bucar a sus familiares mediante la búsqueda de información en microfilm. Si sus familias venían de pueblos pequeños, la tarea no era tan difícil, pero si procedían de una ciudad como Puebla, poder hallar al Juan Gómez correcto podría tomar muchas horas, días e inclusive había que ir personalmente al país.
El censo mexicano de 1930 abarca categorías tales como matrimonio, propiedad de bienes raíces, ocupación e incluso enfermedades graves. Asimismo ofrece el concepto de familia extendida, en base a quién vivía en una casa o cerca de ésta.
"Es como una fotografía de la familia, de la vida en esa época", destacó Ryskamp. Espera encontrar información previa, en vista de que muchos mexicanos huyeron del norte durante la revolución mexicana en 1910 que duró casi una década.
El vicepresidente de Ancestry, Josh Hanna, dijo que la decisión de colocar los archivos mexicanos en internet se tomó cuando la empresa se dio cuenta relativamente que muy pocos latinos usaban el servicio y decidió incursionar dentro del mercado hispano-estadounidense que crece con gran rapidez. La empresa también ha publicado archivos de los cruces fronterizos entre México y Estados Unidos desde 1895 hasta 1957 en el sitio cibernético.
Hanna dijo que la empresa ofrece gratuitamente el acceso a los archivos a fin de alentar el uso de los nuevos suscriptores. Normalmente ofrece una inscripción gratis por un período de prueba pero requiere el uso de una tarjeta de crédito. Si existe suficiente interés, Ancestry podría explorar la idea de adquirir archivos importantes y secundarios al nivel estatal, por el cual cobraría. Sus tarifas internacionales generales van de 25 a 35 dólares mensuales, dependiendo del tiempo de la membresía. Pero por lo general todos esos archivos y muchos otros podrían continuar siendo gratuitos en el sitio mormón.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Publicar un comentario